10.8.07

Sobre la iglesia chilena


Que la iglesia chilena quiere estar comprometida en materias laborales y sociales no viene de nuevo. Hace dos años, como parte de las celebraciones de la canonización del padre Hurtado, en el marco de las actividades celebradas en la región de Magallanes, el sacerdote Renato Poblete se reunió con empresarios locales, con quienes compartió la mirada del padre Hurtado sobre el papel de la empresa en la sociedad. Delante de numerosos empresarios, recordó que el padre Hurtado ya hablaba de responsabilidad social al año 1946, asumiendo la responsabilidad colectiva por el hecho de que haya pobreza, analfabetismo o delincuencia.

Profundizó en los criterios de crecimiento ético en la empresa, elaborados por el sacerdote jesuita Tony Mifsud, indicando que el beneficio es una condición necesaria pero no suficiente. Para el sacerdote jesuita, de vasta experiencia en el mundo de las empresas chilenas, la responsabilidad social está muy vinculada al ejercicio de la ética empresarial. Se refiere a la manera cómo una compañía integra un conjunto de bienes morales, como la honestidad, la confianza, el respeto y la justicia, en sus propias políticas y prácticas, así como en la toma de decisiones en todos los niveles. De esta manera, la ética empresarial genera consecuencias. El padre Poblete citó la ética de la reciprocidad, la ética de la responsabilidad y la ética de la solidaridad. (elaborado a partir del Magallanes, edición especial Methanex)

Para situarlo más en contexto, hay que decir que en Chile la iglesia ha tenido grandes aciertos como por ejemplo la decidida defensa de los derechos humanos durante el régimen militar, hecho que le reportó un gran prestigio a diferencia de la iglesia argentina que no mantuvo una actitud siempre en la misma línea.

Veure vídeo sobre RSE de la Universidad Alberto Hurtado

0 comentaris: