28.6.11

"La incorporación de la responsabilidad social como un activo del territorio"


De la corresponsabilización de los agentes sociales en los territorios socialmente responsables: 
"La incorporación de la responsabilidad social como un activo del territorio" 

Entrevista a Josep Maria Canyelles 
Autora: Julia Ramos * 

Hablamos con Josep Maria Canyelles, experto en Responsabilidad Social de las Empresas y Organizaciones y promotor del think tank Responsabilidad Global [1]que actúa como consultor de empresas, entidades y administraciones públicas, en torno a la corresponsabilidad social en el territorio, la responsabilidad social y los territorios socialmente responsables.

Pensar en clave relacional desde la administración, las entidades y las empresas es cada vez más un requerimiento para abordar los retos de un territorio y desarrollar proyectos de calidad y con una cierta efectividad: " Cada vez más los retos o los problemas en qué debemos hacer frente son complejos y por tanto la manera de abordarlos también debe ser compleja.Ninguno de los retos importantes que la sociedad tiene planteados no se puede abordar con efectividad desde un solo agente ", en palabras del propio Josep Maria Canyelles.

La corresponsabilidad de los agentes sociales en el territorio será posible , según señala nuestro entrevistado, mediante partenariados que actuarán como espacios de colaboración entre los diversos agentes. Su "objetivo básico es conseguir mejorar la efectividad de las propias propuestas, pero tiene otro efecto importante y es que a medida que se va construyendo el espacio de partenariado, el espacio de relación, no sólo mejoras el proyecto en sí , sino también las propias organizaciones se enriquecen incorporando lo mejor de la cultura organizativa de cada uno ".

Empezamos, sin embargo, a pensar en los espacios de relación de los diversos agentes sociales: qué papel puede jugar la responsabilidad social de las organizaciones? Para poder establecer una colaboración mutua entre el sector público, el sector no lucrativo, el sector empresarial y otros agentes, hará falta construir primero una confianza común; siendo a menudo los déficits en el trabajo previo de esa confianza uno de los puntos débiles de los proyectos y espacios de colaboración entre los diversos agentes.

En la medida que dos organizaciones incorporan la responsabilidad social: la transparencia, la rendición de cuentas, etc. nos permitirá avanzar mucho más rápidamente en la creación de confianza conjunta y por tanto en la capacidad para desarrollar proyectos compartidos "

Llegamos a la conclusión de que referirnos a territorios socialmente responsables es ir un paso por delante en la corresponsabilidad de los agentes sociales .

Por un lado, la corresponsabilización social de los agentes en el territorio se basa en la creación de estos espacios de colaboración para el abordaje de retos complejos en el territorio en proyectos comunes, teniendo como premisa que los agentes puedan hablar de ti a ti, desde la experiencia y compromisos de cada uno, y con las posibilidades abiertas para que cualquier agente pueda actuar liderando el espacio de partenariado.

Por otro lado, "cuando hablamos de territorio socialmente responsable ponemos el acento en la capacidad de crear valor para el territorio, a partir específicamente de organizaciones diversas que gestionen su responsabilidad , no sólo grandes empresas, sino también pymes, sector público , sector social, universidades, sindicatos, etc. Es decir, que la responsabilidad se haya integrado en organizaciones de todo tipo del territorio. "

"Por lo tanto, que haya una cierta transversalidad y que además esta responsabilidad se gestione a través del diálogo con estos grupos de interés. Obviamente cada organización gestionará su responsabilidad conforme a sus impactos, pero podemos focalizar juntos una línea para trabajar como se puede abordar conjuntamente los principales retos del territorio. "

"Si en un determinado territorio hay retos relevantes, por ejemplo, vinculados a la integración de personas, en un territorio socialmente responsable las organizaciones deben desarrollar la capacidad para abordar conjuntamente estos grandes retos . "

A lo largo de la entrevista aprendemos que hablar de territorios socialmente responsables no significa automáticamente tratar sobre empresas, sino como los agentes de un territorio (entidades, administración pública, universidades, etc.)trabajan su responsabilidad social para mejorar su impacto social ya la vez son capaces de trabajar conjuntamente con otros agentes y proyectarla en la planificación y gestión del territorio .

Este concepto va más allá de la colaboración entre entidades y administración pública, incorporando la visión de la empresa como agente que produce impacto y transformaciones en el territorio y que puede direccionar-las hacia la mejora de este territorio. Es cambiar la lógica de intervención y relación entre agentes, alejándose de una cierta visión simplista basada en a fiscalización y no ir más allá de la crítica y la denuncia, o también en las colaboraciones poco profundas.

En esta nueva lógica la administración pública debería adquirir dos papeles , según nos describe Josep Maria Canyelles. Por un lado, debería actuar con una cierta ejemplaridad en el desarrollo de su propia responsabilidad social y buen gobierno.

Por otra parte, habría que repensar su papel en el desarrollo y liderazgo de los espacios de diálogo " teniendo en cuenta que es muy habitual y legítimo pensar que un espacio de diálogo, en términos de responsabilidad social en el territorio, debe liderar el sector público y seguramente hasta cierto punto se puede entender que es correcto hacerlo así. Pero estas dinámicas difícilmente funcionarán si no se da la igualdad entre las partes ".

"Uno puede liderar en el sentido de ser quien convoca, quien facilita, pero no con un protagonismo que genere desconfianza . Alertamos que hay un cierto riesgo de que cuando una dinámica de este tipo esté excesivamente protagonizada por alguna de sus partes, sea sector público, sea una ONG, tendrá más dificultades para salir adelante ".

Ante la cuestión de cuál debe ser el rol de las entidades nos señala primero qué no debería ser su papel. Las entidades deberán procurar no reducir su relación con la empresa como un sistema de captación de recursos , dado que si cada uno de los agentes conduce los espacios de colaboración y relación hacia sus propios intereses será difícil que una iniciativa de responsabilidad social compartida pueda sacar adelante y producir un impacto social en el territorio.

"Verdaderamente hay que ir a establecer espacios donde poder plantearse cuáles son los retos del territorio para poder hablar abiertamente de cuál es la mejor manera de gestionarlo y qué sinergias se pueden crear. A partir de ahí encontrar cuáles son los mejores proyectos para llevarlo a cabo. "

"Recuerdo que, al final del seminario de TSR que hicimos el año pasado en Sitges, un par de empresarios afirmaban con satisfacción que para ellos era la primera vez que se encontraban hablando de tú a tú con personas de otros sectores , que los aportaban puntos de vista interesantes, y que tenían la sensación de que no estaban cada uno a un lado de la mesa sino que hablábamos de cómo cada una de las partes desarrollaba su RS y de cómo la podíamos poner al servicio del territorio a partir de estrategias colaborativas " [2] .

Las entidades ante esta oportunidad que brinda el trabajo conjunto en clave de responsabilidad social con las empresas tendrán que hacer un planteamiento de redefinición de las estrategias para adecuarla a las nuevas necesidades , en palabras del experto.

"Un dossier bien elaborado puede hacer todo el mundo y la imagen de marca en algún caso sí que puede ser significativa, pero hoy lo que la empresa valora más es la capacidad de trabajar conjuntamente. Y por lo tanto, lo que hay que aportar es conocimiento. Esto es todo un reto y puede provocar cambios en el propio sector de las entidades. Entre entidades que entren en esta lógica y otros que no ".

"En este momento tampoco está claro hacia dónde irá, pero si ya ha habido diferencias por ejemplo con entidades de carácter ecologista que en algunos momentos han reflexionado mucho sobre ello y por ejemplo han tenido que plantear" qué hacemos ". Hasta ahora han estado en la barrera, acusando la empresa. Ahora quizás tienen una posibilidad de entrar dentro de la empresa y el hecho de entrar supone una oportunidad de aprendizaje y desarrollo e implica que hay que construir un nuevo posicionamiento que puede que no guste a todos. "

No vale excusarse que se es una entidad local y por tanto no hay que entrar en este juego . Habrá empresas que lo que buscarán, por ejemplo, para desarrollar proyectos de voluntariado corporativo será la autenticidad de la acción y, por tanto, valorarán más una entidad pequeña, bien gestionada, donde se vivan valores claramente identificados.

Asimismo, según nos cuenta, hay territorios como el Penedès [3] , el Vallès Occidental, Mataró o la Garrotxa que han ido desarrollando líneas de trabajo de territorios socialmente responsables . Trabajando la responsabilidad social de los agentes, creando espacios de encuentro como tablas de responsabilidad social en el territorio o incluso incorporando esta a la planificación estratégica del territorio.

"Es decir, empezamos a encontrarnos con algunos municipios, comarcas, países que afirman nosotros queremos ser conocidos en el mundo, no sólo porque tenemos unas empresas de mucha calidad o punteras, o por atributos más clásicos en este sentido, sino que somos un territorio de empresas comprometidas con su entorno, de organizaciones que gestionan su propia responsabilidad y por tanto un territorio que tiene capacidad para abordar conjuntamente estos retos y esto obviamente le da un plus a la calidad, la sostenibilidad, etc. Es un valor ético, un atributo importante que hoy en día algunos lugares empiezan a ver que es posible ponerlo en valor y convertirlo en un atributo del territorio; vinculado incluso a la marca de país . "

El trabajo, pues, de la responsabilidad social en el territorio, como praxis planificada de la corresponsabilización de los agentes sociales para la mejora del impacto social, no queda tanto alejado del presente y del futuro próximo de cualquier municipio :

La responsabilidad social está ahí: cada vez más empresas y organizaciones están entrando. Pero hay que observar que se da una gran correlación entre las empresas que hacen RSE y las que buscan la calidad y la excelencia, innovan, quieren ser líderes, que tienen un liderazgo interno con valores fuertes y que marcan una cierta pauta. Es un reto que tenemos el de la responsabilidad y una oportunidad de cara a configurar ciertas alianzas en el territorio. "

Nota: entrevista realizada por Julia Ramos, de Fundación Pere Tarrés, por encargo de la Diputación de Barcelona. 2009.


[2] En este seminario se eléboro el Manifiesto de Sitges por unos Territorios Socialmente Responsables. www.collaboratio.net / mm / File / es / manifest.doc . Puede encontrar más información del seminario aquí:www.collaboratio.net/newsletter/?id=2007/05/04/01 
[3] Información de las acciones Alt Penedès:http://altpenedesresponsable.blogspot.com/

Acceso a la entrevista en PDF (catalán)