16.8.07

Macrocefalia chilena


¡Con cerca de quince millones de habitantes, Chile es como dos Cataluñas, pero con un territorio que hace más de 60! De la misma manera que Barcelona supone una capital enorme con respecto al resto del país, Santiago con 4,5 millones de personas representa también una macrocefalia, un gran núcleo de poder económico, cultural y social. Pero así como la capital catalana se ve mínimamente compensada por un traspaís de ciudades de dimensiones más modestas pero que ocupan todo el territorio, las características climáticas y geográficas de la alagada forma chilena no facilitan una vertebración homogénea del país.

En el norte encontramos Iquique, capital de la región de Tarapacá, que hace poco más de un siglo pertenecía en el Perú. Iquique era una ciudad de éxito por las explotaciones de salitre (conocidas como nitrato de Chile). Cuando este abono y componente de la pólvora cayó en desuso, creció la industria pesquera y más recientemente la industria minera es la que centra la actividad económica de las tres regiones del norte.

Las minas, y muy especialmente el cobre, aportan una gran riqueza a Chile. Pero hoy día la ciudad de Iquique no se reconoce como la esbelta ciudad que los del lugar reconocen que fue. Incluso, podemos obsevar un índice de suciedad por las calles muy diferente en este sentido de la capital santiaguera.

Alguien nos explica que las empresas son de capital foráneo (de otros países o del centro de Chile) y que muchos dirigentes también han venido de fuera. Una falta de visiones desde el propio territorio puede haber comportado que las empresas no tomen el territorio como la propia comunidad y que no hayan invertido lo suficiente.

La Responsabilidad Social de las Empresas hacia la comunidad sería una acción que habría que reforzar si esta percepción tiene una parte de certeza y si la comunidad, consecuentemente, ha ido perdiendo una cierta capacidad de dominio, de pensarse a sí misma, de sentir el orgullo necesario, los valores compartidos que facilitan que el civismo arraigue. Si eso fuera así, haría falta un esfuerzo compartido de todas las partes para rehacer el capital social que toda comunidad no requiere no sólo para convivir sino para proyectar el futuro.

PD: http://saquemosaunmillondepersonasdesantiago.blogspot.com/  

0 comentaris: