13.4.14

El insoportable nacionalismo esencialista español: ahora habla de la sangre en términos más propios del nazismo

El proceso que se ha iniciado en Cataluña para que la ciudadanía pueda expresarse en las urnas, de manera pacífica y democrática, sobre el futuro del país, está provocando una efervescencia del nacionalismo español.

Curiosamente, los partidos que se proclaman no-nacionalistas estallan de nacionalismo esencialista, y el Estado opta por relegar la vía democrática y mantenerse en la defensa de la "unidad de destino en lo universal", sin abrir ninguna posibilidad de que si una de las naciones que forman parte del territorio del estado puedan optar por crear un nuevo estado si la mayoría de su población así lo desea.

Las proclamas son tan esencialistas que hacen daño a los oídos de los demócratas. Y los corifeos de la prensa amiga juegan a edulcorar a favor de sus intereses, siguiendo con el juego antiguo de hacer ver que los nacionalistas (en el sentido que se suele dar a esta palabra a nivel internacional) son los catalanes.

Una de las afirmaciones más bestias la hizo el presidente español, Rajoy, hace unos días: " El pueblo catalán y el resto de los españoles se han mezclado y Tienen la Misma sangre". La apelación a la sangre parece más propia de otros tiempos y de ideologías que creemos superadas. ¿Qué tiene que ver la sangre en este debate? ¿A quién le preocupa este hecho? ¿Qué relevancia tiene? ¿Afecta a la democracia?

Y no satisfecho con esta declaración inspirada en presupuestos muy rancios, por no decir netamente de ecos nazis, el presidente español insiste en la siguiente frase en defender "el derecho a decidir de todos los españoles sobre lo que quieren que sea super proprio país". Es decir que la sangre común tiene una consecuencia sobre la determinación del demos. ¡Así, la soberanía de todos los españoles no se debe solamente a una Constitución inmutable sino a la unidad de la sangre! Increíble que se pueda usar una afirmación tal en pleno siglo XXI, y después de todo lo que la humanidad ha vivido en el siglo XX.
Pressdisplay: El presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, amplió ayer su arsenal de argumentos para defender la permanencia de Catalunya en el Estado español y las “muchas cosas” que sus habitantes comparten. A las razones legales y económicas ya esgrimidas en anteriores ocasiones sumó otras de índole más sentimental y personal al afirmar que los catalanes y el resto de los españoles son pueblos que comparten la misma sangre.

El Economista: "El pueblo catalán y el resto de españoles se han mezclado, tienen la misma sangre, tenemos todo tipo de relaciones y creemos que podemos tener futuro en un mundo donde cada vez hay más integración y más unión", ha explicado. Todo ello ha dicho que representa la apuesta que defiende el Gobierno y que considera que es lo que dicta el sentido común.
El presidente Mas, coherente con su ideario y con el propio del nacionalismo catalán, de base humanista, y fundamentado en el respeto a las personas y la base democrática, ha afirmado que "ser catalán no tiene nada que ver con la sangre. "Cataluña se ha construido por la capacidad de integración de muchas personas diferentes" . Así "este país se ha construido siempre a través del ius soli -derecho de la tierra-y no del ius sanguinis -derecho de sangre-".
La Vanguardia: el presidente catalán ha rescatado la máxima de CiU durante la época de Jordi Pujol en la que el expresident proclamaba que catalán es quien vive y trabaja en Catalunya, a pesar de que su lugar de nacimiento fuera otro. Mas ha rebatido que "no nos hace iguales la mezcla de sangre" por lo que "no somos del ius sanguinis (derecho de sangre), sino que "somos del ius soli" (derecho de suelo), puesto que "Catalunya se hace integrando diferencias". "Dejémonos de la sangre, que forma parte de otro tipo de discursos", ha apuntado Mas, quien ha añadido que "aquí es catalán quien vive y trabaja en Catalunya y quiere serlo". "La sangre viene por las etnias y Catalunya se ha construido por la capacidad de integración de muchas personas diferentes", ha zanjado. El jefe del Govern ha querido establecer diferencias entre los valores y la cultura catalana y española al asegurar que "los valores culturales de la nación catalana y los de la nación española son diferentes, ni mejores ni peores", pero ha admitido, como Rajoy, el resultado de la mezcla: "Nuestros valores se forjan durante siglos con la aportación de muchas personas de orígenes muy diferentes", ha comentado.
El Periódico: "No nos hace iguales la mezcla de la sangre", ha replicado el 'president'. "Dejémonos de la sangre, que forma parte de otro tipos de discursos", ha añadido. Según Mas, "la sangre va para las etnias, y Catalunya se ha construido por la capacidad de integración de muchas personas diferentes".

Directe.cat: La JNC a Rajoy: "No es la sangre. Es la democracia! " La JNC da sangre para demostrar a Rajoy que "la mezcla de sangre y personas no nos debilita, sino que nos fortalece"
 Permitidme que recorte fragmentos de dos artículos que lo explican muy bien:
Cataluña Religión: Peligrosa apelación de Rajoy en la sangre . 8/04/2014 - Oriol Domingo
1. La apelación del presidente Mariano Rajoy a la sangre en el debate soberanista es peligrosa. Muy peligrosa. Afecta negativamente a la dignidad humana ya la convivencia democrática. También niega la concepción cristiana de la condición humana.
2. "Los catalanes y el resto de españoles son pueblos que comparten la misma sangre". Esta afirmación de Rajoy recuerda lo que escribe Adolf Hitler en Mein Kampf (Mi lucha). Dice: "El Austria germana debe volver al patrimonio común de la patria alemana (...) Pueblos de la misma sangre corresponden a una patria común ".
3. El presidente Mas replica al presidente español. Afirma: "Dejémonos de la sangre, que forma parte de otro tipo de discursos. Ser catalán no tiene nada que ver con la sangre. Cataluña se construye por la capacidad de integración de muchas personas diferentes. Nosotros nos regimos por ius soli, no por ius sanguinis. Se catalán toda aquella persona que vive y trabaja en Cataluña y quiere serlo ". También lo advierte Màrius Serra, domador excelente de las palabras: "Que la consanguinidad sea un argumento político para la vida en común excluye millones de inmigrantes del proyecto español".
4. Con apelaciones a la sangre nacional se explica que sucedan episodios, con muertos y heridos, tanto graves como los de Ceuta, y que nadie tenga la dignidad de asumir responsabilidades y dimitir. Se explica el rechazo a inmigrantes del sur o de los antiguos países del este. No tienen sangre española! [...] 
"Lo 'saben aquel' que dice que el Papa viene a Barcelona ..." VICENÇ VILLATORO | Actualizada el 04/05/2014 ¿Lo 'saben aquel' que dice que el Papa viene a Barcelona y, con todas los autoridades, a dar una vuelta con una 'golondrina'? Cuando son más lejos de la costa, el Papa cae al mar y está a punto de ahogarse. Entonces, Pujol salta por la borda, se pone a caminar por encima de las aguas, y lo salva. ¿Titular del día siguiente en la prensa de Madrid? 'Pujol no sabe nadar'. Pues el chiste lo deben enseñar como ejemplo positivo a alguna escuela de periodismo. Rajoy dice que catalanes y españoles somos lo mismo porque tenemos la misma sangre. Mas le responde que ser catalán no es cuestión de sangre y remite a la definición pujoliana: es catalán quien vive y trabaja en Cataluña, y quiere serlo. ¿Titular de un diario de Madrid? 'Mas, a Rajoy: "la mezcla de sangre no nos hace iguales"'. (Y los comentarios de los lectores diciendo entonces que los catalanes son unos nazis racistas). Como el chiste. Pero más dramático.
Ah, por cierto, y el presidente español sigue insistiendo que España es la nación más antigua de Europa.

0 comentaris: