4.11.09

Los clubes de fútbol tienen razón sobre la nueva fiscalidad. Lástima que sus razones no sean éticas


A partir del 1 de enero próximo, los clubes de fútbol españoles tendrán un incentivo menos para atraer a los grandes jugadores extranjeros ya que los trabajadores extranjeros con rentas superiores a 600.000 euros dejarán de tributar al 24% y se incorporarán al tipo general que pagan este nivel de rentas, que es el más alto posible, el 43%.

Leemos en el Periódico que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) expresó ayer su enorme preocupación y amenazó con detener la competición si se aprueba el nuevo régimen fiscal. Afirman que esta medida puede significar un perjuicio irreparable para el fútbol español. "Nuestra Liga dejará de ser la mejor del mundo en detrimento de otros y los grandes clubes perderán potencial ante sus rivales europeos".

Además, han explicado que con esta medida Hacienda saldrá perdiendo ya que no se podrán fichar a los jugadores de primera línea como ahora, por lo que se dejarán de ingresar muchos impuestos.

Efectivamente la LFP tiene toda la razón: ser un paraíso fiscal va muy bien, capta talento, ahorra dinero, aporta dinero a las arcas públicas ... Que lo expliquen a los paraísos fiscales que hay por el mundo! Sólo hay un pequeño problema que no mencionan: que no es ético. Y además, adultera la competición ya que el estado español se ha convertido en el paraíso fiscal ideal para el futbolista extranjero lo que convertía a los equipos españoles en más competitivos. Tendremos que conformarnos con jugar sin ventaja!

0 comentaris: