5.6.09

La Administración 2.0, transparente en procedimientos, abierta al diálogo, responsable de los impactos


Articulo publicado hoy en el canal Tecnonews (acceder) de www.noticias.com  
Versió en català (
accediu-hi)


Uno de los ámbitos de la responsabilidad social (RS) de las empresas y las organizaciones se refiere al buen gobierno, que implica aspectos tan diversos pero tan vinculados como la toma de decisiones y el diálogo con los grupos de interés.

En el caso de las organizaciones del sector público, dadas sus singularidades, este ejercicio implica hacer frente a la gestión de los nuevos modelos de gobernanza y de diálogo con la sociedad. Y entre las muchas acciones y políticas que pueden desprenderse de ello no podríamos dejar de lado las que son fruto de las nuevas tecnologías.

La revolución de las nuevas tecnologías ha obligado a las organizaciones a evolucionar. Ya se habla de la empresa 2.0 para referirse a cuando ésta sabe hacer un uso de herramientas como blogs, wikis, redes sociales, etc., para comunicar y gestionar el conocimiento. Mientras que observamos en el sector privado empresas que se muestran dinámicas y audaces, el sector público ha generalizado las webs pero aún bajo modelos poco propensos a la interacción.

Desde un punto de vista de la RS, las nuevas tecnologías pueden suponer un canal para articular el diálogo con los grupos de interés, entendiendo que el modelo que se preconiza desde la RS no parte de un enfoque tan formal como los modelos de Participación Ciudadana bien conocidos por el sector público, sino más vinculado a la gestión de la mejora, pensado para comprender los puntos de vista de los grupos de interés, convertirse en una organización que aprende, incorporar la innovación social, y finalmente generar confianza.

El ámbito público no debería dejar pasar la oportunidad de hacer un uso intensivo de estas herramientas en tanto que nuevos canales de participación y de expresión alternativos a los tradicionales. El sector público y también el sector político abordan a nivel general retos vinculados a su reputación y confianza, que pueden ser en buena parte abordados desde los modelos de la responsabilidad social en tanto que compromisos y metodología de gestión.

El reto es construir la Administración 2.0 entendiendo que ésta no es meramente un enfoque tecnológico sino un marco donde desarrollar la interacción con los grupos de interés y donde ejercitar transparentemente la rendición de cuentas. Añadiendo que esta evolución debe ser corporativa y no únicamente del nivel político, es decir que se debe plantear como un reto para la gestión del conocimiento, lo que incluye el aprendizaje, la transversalidad, o poner en valor el talento de las personas que trabajan en ella.

Es hora de llevar a cabo iniciativas de e-democracia por medio de las nuevas tecnologías que faciliten nuevas vías de participación ciudadana i de involucración comunitaria, adecuados para la realidad y las nuevas necesidades de los diferentes niveles de la Administración, ya sea un Ayuntamiento o las Naciones Unidas.

Saludamos en este sentido iniciativas como las emprendidas por el Parlamento de Cataluña, uno de los más antiguos del mundo por historia y uno de los primeros en incorporar herramientas como el twitter http://twitter.com/parlament_cat o el canal de youtube www.youtube.com/gencat.  Añadimos también una presentación de la DG de Atención Ciudadana que puede ilustrar el cambio de mentalidad que lentamente va haciendo camino: http://www.slideshare.net/gencat/2as-jornadas-catosfera


Josep Maria Canyelles
Responsabilitat Global www.responsabilitatglobal.com

0 comentaris: