17.3.13

El descrèdit de la política obre oportunitats per als moviments socials

Corren mals temps per a la classe política i les institucions públiques, mentre que les organitzacions socials desperten simpaties. Aquesta notícia al voltant de les hipoteques i els desnonaments ho mostra. La ciutadania comença a no comprendre que la política no sàpiga reaccionar davant les injustícies, i que sols mostri alguna reacció davant la pressió organitzada dels grups socials.

Sens dubte se'n pot fer la lectura positiva per als moviments socials. Però el fet que ni govern ni oposició despertin la confiança de la gent no és una bona notícia per a democràcia i la salut de la societat.

Almenys, esperem que els moviments socials i les organitzacions no lucratives sàpiguen trobar les millors pràctiques per a articular les campanyes i mostrar un sentit de responsabilitat davant la societat tant en la seva finalitat com en les maneres d'actuar. Un exemple de campanya que ara per ara pot ser interessant i pot estar justificada és l'escrache, que consisteix a fer pressió personal a les persones concretes, com puguin ser els diputats encara que no tinguin llibertat de vot. Però cal anar amb molt de compte amb com es desenvolupi per a no traspassar fronteres ètiques.


Los españoles confían mucho más en los movimientos sociales que en los políticos 
Los ciudadanos valoran la acción de la Plataforma de Afectados ante los desahucios

Fernando Garea Madrid 16 MAR 2013

El Gobierno ha demostrado que gestiona el impacto de los desahucios a golpe de presión social y, por eso, ha ido modulando y variando su posición desde hace un año. Y, en paralelo han ganado prestigio social las asociaciones de apoyo a los afectados y los movimientos ciudadanos, es decir, la presión de la calle ha vencido la resistencia del Gobierno y del sistema financiero, según se desprende de la encuesta de Metroscopia para EL PAÍS.

La dureza de los desahucios, la simpatía con los movilizados en favor de los afectados, el general desapego hacia los políticos y el reproche a los bancos como origen de la crisis se cruzan hasta disparar las cifras de la encuesta y empujan al Gobierno para que ceda. Según el sondeo, los ciudadanos confían más en la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y en las ONG de defensa de los desfavorecidos antes que en los políticos, es decir, en el Gobierno y en los partidos, y también que en los jueces y fiscales.

Hasta un 81% asegura que confía en estas asociaciones, mientras que solo un 11% confía en el Gobierno, un 10% en el PSOE y un 24% en otros partidos de la oposición. Ni siquiera los votantes del PP confían en el actual Gobierno, ni los del PSOE en el principal partido de la oposición para que puedan lograr soluciones a este asunto. Están divididos en partes iguales los que confían y los que recelan de jueces y fiscales para solucionar el problema.

[seguir llegint a El País]

0 comentaris: