17.1.11

De mica en mica s'omple la pica

Acabo d'aportar 20 euros per a finançar un projecte (el llibre d'un emprenedor, Víctor Pàmies) per mitjà d'una plataforma de crowdfunding, és a dir, una manera directa de finançar projectes amb la suma d’aportacions individuals.

La plataforma es diu verkami i es dirigeixen a creadors independents que busquen finançament per materialitzar les seves idees. El seu públic, convertit en mecenes, rep recompenses exclusives a canvi de les seves aportacions.

Ho divulgo des d'aquest bloc perquè aquestes plataformes poden suposar un suport i un recurs important per a fomentar l'emprenedoria, adreçada en aquest cas a projectes concrets.


Amb cara i ulls. Diccionari de dites i refranys sobre l'ull

ACONSEGUITS2.495€
DE4.000€
62% aconseguit
QUEDEN 32 DIES
La idea és finançar l'autoedició d'un llibre d'unes 150 pàgines, en format diccionari, amb pròleg, introducció, cos del diccionari, índexs idiomàtics finals i bibliografia utilitzada sobre dites i frases fetes sobre l'ull. N'hi ha centenars, de parèmies que contenen la paraula "ull".

Precisament, un reportatge a la Vanguadia en parla:


El micromecenazgo emerge en Catalunya

Se importa de EE.UU. un sistema para que el público financie proyectos creativos sin intermediarios

Cultura | 13/01/2011 
Meritxell M. Pauné
Redactora de la sección Barcelona

Verkami es el primer proyecto de 'crowd-funding' radicado en Catalunya y a su vez el primero que se abre al público global, con versión trilingüe. ‘Crowd-funding’, que en inglés significa ‘la financiación de la multitud, del gentío’, es una nueva forma de recabar fondos para cualquier incipiente proyecto empresarial, cultural, social o deportivo. Los promotores de un proyecto lo cuelgan en páginas como Kickstarter y Indiegogo, plantean un objetivo definanciación y buscan pequeños contribuyentes a los que obsequian con vivencias, regalos o descuentos sobre el producto final financiado.
Sin embargo, estas conocidas plataformas digitales sólo permitían colgar proyectos y donar dinero al público residente en Estados Unidos. El portal nacido en El Maresme ha visto una oportunidad en esta limitación geográfica y ofrece el crowd-funding a los internautas y emprendedores de todo el mundo. Otros proyectos españoles como Lanzanos o Ivni, estrenados también a finales de 2010, ofrecen fórmulas similares para el público de habla hispana.
Arriesgarse a todo o nada
Cada proyecto que se cuelga en Verkami indica un objetivo de financiación en euros, establecido por el creador, y dispone de 40 días para conseguirlo. Durante este mes y medio, los promotores se encargan de su difusión y promoción en las redes sociales, blogs y medios de comunicación. Los usuarios interesados disponen de información detallada sobre los gastos y futuros beneficios de cada proyecto, pueden enviar preguntas a los autores, seguir sus novedades en el blog de cada uno y, si quedan convencidos, aportar la cantidad que consideren oportuna, a partir de 5 euros.
Como agradecimiento por la ayuda, se les ofrecerá un obsequio, descuento o experiencia exclusiva, que el emprendedor ya estipula a priori y con detalle según el grueso de la aportación. Algunos ejemplos de sus siete proyectos activos son una comida con los actores y el director de la película que se financia, un ejemplar de un libro de Matthew Three firmado por él en una charla privada, asistir a una preestrena de élite o una flor de Ypé Amarillo de la aldea Teribré, en la Amazonia, donde se rodará un documental que también busca micromecenas.
Al terminar el plazo, si no se ha recaudado el 100% del presupuesto anunciado, se anulan todas los compromisos económicos de los mecenas y no se realiza ninguna transacción. Se comprende, en consecuencia, que el proyecto no ha despertado el suficiente interés y que no puede llevarse a cabo con sólo una parte del presupuesto. Nadie pierde dinero ni lo gana.
Si por lo contrario la recaudación es un éxito y se alcanza la cifra propuesta por la persona o entidad promotora, cuando terminan los 40 días de plazo Catalunya Caixa ejecuta el cargo en las tarjetas de crédito, que los mecenas previamente habían autentificado on-line. El creador o creadora recibe el dinero y cede un 5% de comisión a Verkami. Mientras no se agotan los 40 días, aunque se alcance el objetivo de financiación, el proyecto puede seguir recaudando.

1 comentaris:

vpamies ha dit...

Josep Maria,

Moltes gràcies per la confiança i pel mecenatge.

Em va costar entendre el funcionament i les possibilitats de Verkami. Per sort els impulsors van tenir la paciència d'explicar-m'ho amb detall i de convèncer-me que hi havia de presentar un projecte.

Com bé dius, és una porta oberta a l'execució de projectes culturals o socials que altrament difícilment podrien obtenir un finançament que els fes viables.

Jo intento demostrar que és possible si al darrere hi ha una bona estratègia de difusió, molta feina d'elaboració i anàlisi i un projecte ajustat, entenedor i senzill.

Ho veurem el 17 de febrer, quan s'exhaureix el temps que tinc per intentar recollir el 100% del finançament del projecte!