4.2.18

[ENTREVISTA] Vector5 conversa con el economista Antón Costas: se acabará produciendo una convergencia entre las empresas con RSE y la economía más social

  • Vector 5 ha conversado con Antón Costas, catedrático de política económica de la UB y ex presidente del Círculo de Economía.
  • Costas fue el conferenciante al acto de presentación del libro "Con valor añadido" de gestión de la responsabilidad social para pymes.
Foto: Josep Maria Canyelles conversando con Antón Costas sobre la RSE y las maneras de medir la riqueza de los países más allá del PIB

Anton Costas ha sido el conferenciante del acto de presentación del libro "Amb valor afegit" (Con valor añadido), un manual de gestión de la responsabilidad social empresarial (RSE) dirigido a las pymes. Se trata de una iniciativa de la Cátedra RSU de la Universitat de Girona (UdG) con la colaboración de Vector5 | excelencia y sostenibilidad, que se ha hecho cargo de su elaboración. Costas es catedrático de política económica de la UB y ex presidente del Círculo de Economía y publica habitualmente artículos de opinión en la Vanguardia.

Los dos ponentes del acto, Costas y Josep Maria Canyelles, autor de la publicación, han podido conversar sobre algunos aspectos relacionados con la RSE.


V5: En Davos se presentó una propuesta de un índice complementario al PIB que pueda medir la riqueza de los países en términos más ajustados a la realidad, teniendo en cuenta las variables sociales y ambientales, y no solamente macrodatos de impacto económico, en la línea del Índice de Desarrollo Humano de Naciones Unidas.
Anton Costas: Lo encuentro una propuesta interesante y, de hecho, ya se están haciendo cosas en este sentido. El indicador del WEF intenta medir la capacidad que tienen los países para traducir el progreso social. Yo no sustituiría el PIB, que sirve para medir ciertas cosas; en todo caso lo mejoraría. Si lo que queremos es medir el progreso social de un país, el PIB no es la herramienta adecuada; entonces se necesitan estos otros instrumentos que van saliendo pero que aún no tienen la capacidad sintética que aporta el PIB.
V5: Respecto la RSE, ¿hay alguna materia que deba regularse más en cuanto al buen gobierno para asegurar que no haya tantas grietas?
Anton Costas: Seguro que sí y se está haciendo. Yo soy consejero de varias empresas y veo cómo se van implantando estas obligaciones, como la definición de mapas de riesgo.
V5: Pero cuando sale un presidente de gobierno y hace declaraciones invitando a no abordar ciertos incumplimientos ("en esto no nos metamos"), ¿no puede ocurrir que las empresas tengan la sensación de que ciertas regulaciones existen pero que cumplirlas no es relevante o es meramente formal?
Anton Costas: Yo pienso que estamos en una fase de transición larga desde una visión filantrópica de la RSE, basada en donaciones; luego algunas empresas fueron evolucionando y ahora ya estamos en una visión de la RSE que está intentando formar parte del modelo de gestión empresarial e introducir preocupaciones sociales como los retos climático, igualdad salarial, conciliación... Ya no es una actividad marginal o externa, tal como bien se explica el manual que presentamos hoy.
V5: De cara a facilitar la evolución de este modelo capitalista hacia un modelo que integre valores más humanísticos, más responsables, ¿sería interesante reforzar al sector de la economía social y todo aquel que se oriente a crear al mismo tiempo valor social y económico?
Anton Costas: Como economista y profesor de economía lo que defiendo es el sistema de mercado, pero el tipo de propiedad de las empresas me es indiferente, si es privada, social, pública, cooperativa... En todo caso, a todas ellas les exigiré que se comporten con las mismas reglas -de equidad o competitividad, por ejemplo-. Si usted me dice se debería dar apoyo público a los modelos de economía social, me parece bien pero mirando bien como usamos estos recursos.
Yo había estado en el patronato de Formació i Treball y el funcionamiento interno estaba organizado como una empresa pero lo que se pretendía eran valores sociales y eso era fantástico. No tengo ni sesgos a favor ni en contra. En Mondragón, por ejemplo, hay trabajadores que son socios y muchos otros que no, y me parece que finalmente la diversidad es importante. Pero es que si la RSE va avanzando, se acabará produciendo una convergencia entre los dos modelos

V5: Muchas gracias por la conversación y para podernos brindar la conferencia sobre el dividendo de la RSE en este acto de presentación de la publicación "Amb valor afegit".

Más información:
Noticias anterior del evento:
Otras repercusiones del evento:
Publicaciones anteriores sobre Anton Costas a Responsabilidad Global: 

0 comentaris: