4.5.14

[REFLEXIÓN] Informe sobre la Administración tributaria de Cataluña

Este fin de semana he aprovechado para leer el Informe sobre la Administración tributaria de Cataluña, que presentó el Consejo Asesor para la Transición Nacional el 20 de diciembre de 2013. Ya había hablado de él anteriormente en algunas reflexiones que pueden encontrar abajo, pero ahora he podido seguir con mejor detalle todas las argumentaciones y los contenidos que se aportan, tanto filosóficos como de benchmarking, y las propuestas operativas que se realizan.

Aunque la materia fiscal nunca me ha generado un gran interés, debo decir que me he apasionado con la lectura de este informe al poder descubrir todo el camino que tenemos por hacer, no sólo en materia de eficiencia técnica sino de compromiso cultural. Darse cuenta de cómo me puedo sentir mucho más cerca de Australia que de España en el modelo fiscal deseado hace pensar un poco. 

Las propuestas que se hacen, tan lógicas serían para el desarrollo de la actual Agencia Tributaria de Cataluña  -a pesar de las limitaciones por el hecho de formar parte de un modelo tributario caduco e ineficiente como el español-  como en un futuro estado catalán. Toda la reflexión y propuestas se debían de hacer, ya que todo país debe saber generar su horizonte, su ideal, y ahora habrá que generar los consensos, que no creo que cuesten mucho porque cualquier empresario/a firmaría ahora mismo este modelo. También pensando en el escenario de una secesión hay que tener todo el trabajo hecho en cuanto al modelo, y que la energía que habrá que destinar llegado el momento sea para garantizar la plena transición tanto de Estado como de modelo, pero sin dudas sobre cuál es este modelo fiscal. Y mientras no llegue esta situación, al menos hay que generar una presión ciudadana y empresarial para avanzar hacia un nuevo modelo tributario, porque otro modelo tributario es posible.

De las reflexiones anteriores que he hecho sobre esta materia recomiendo estas dos: Los nuevos retos de la Administración tributaria y El (nuevo) estado que queremos: una cultura tributaria al servicio del país. Y aporto la explicación del informe de la rueda de prensa:

Este informe tiene como objetivo apuntar algunas de las estrategias del Gobierno a la hora de crear la administración tributaria de Cataluña, "una estructura de estado que todos los estados deben tener, sean federados, confederados o independientes" explicó Pi-Sunyer. El informe describe la situación actual de las administraciones tributarias de Cataluña y analiza los objetivos y criterios que deberían regir el diseño de la futura administración tributaria desde el punto de vista funcional y estructural.
A través de 127 páginas, el documento detalla dos fases: "la previa a la constitución del nuevo estado y una vez ya se ha constituido". "La conclusión fundamental a la primera parte , "dijo el presidente del CATN, "es que el margen de mejora en el sistema actual es muy grande" . Los criterios que deberían presidir la administración tributaria de Cataluña son "facilitar el cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias, facilitar lo máximo posible la asistencia a los contribuyentes y fomentar la colaboración entre administración, los contribuyentes y los agentes intermediarios fiscales.". Respecto a la gestión de los tributos, debe ser transparente y profesional, con "una concepción de la administración tributaria como un servicio público a los ciudadanos o principio de eficacia" donde la "pieza clave es la Agencia Tributaria de Cataluña . " 
El informe también incide en que la estructura informática tendrá gran importancia así como "tener una base de datos y un sistema de tratamiento de datos mejor que la actualidad". Respecto a las medidas previas a la constitución de un nuevo estado, el CATN recomienda desarrollar el máximo la agencia tributaria catalana que ya existe desde 2007, obtener la máxima información disponible de los contribuyentes e ir preparando la legislación necesaria para establecer el futuro sistema tributario.
En cuanto la segunda fase del proceso, una vez constituido el nuevo estado, "lo primero que habrá que hacer es garantizar que el flujo tributario no se detendrá y garantizar que los ciudadanos seguirán pagando sus tributos" explicó Viver Pi-Sunyer , por lo que será "muy importante la conciencia fiscal". Por otra parte, el documento presta especial atención en cómo se debería reforzar la agencia tributaria en la gestión de aduanas "para que no se detenga el tráfico internacional de mercancías."
Entre las muchísimas reflexiones y propuestas que me parecen de interés, recorto una, no porque sea más importante que otras, pero sí porque expresa una intencionalidad en la superación de la desconfianza y sobre todo de la inseguridad jurídica, con un estilo que nunca la administración española, heredera del estilo de la monarquía castellana, podría llevar a cabo si no fuera desde una altísima condescendencia:
Para poder incorporar supuestos conflictivos o generadores de dudas de "interpretación, es importante constituir grupos de trabajo entre la" Agencia Tributaria de Cataluña y los principales operadores del sistema tributario (grandes empresas, colegios profesionales, asociaciones de "asesores fiscales, Cámaras de Comercio y otros intermediarios fiscales). Esto supondría un gran paso adelante, tanto en cuanto a la seguridad jurídica tributaria, como en cuanto a la reasignación de recursos para luchar contra el fraude fiscal. Hay que enterrar definitivamente la dinámica de desconfianza que existe entre Administración y contribuyente, pues muchos ciudadanos y empresas estarían dispuestos a actuar como co-players fin de "obtener un adecuado nivel de previsibilidad y de garantías jurídicas. (Pág. 72)
Os recomiendo leer, por ejemplo, el capítulo 2.2 El control tributario basado en la colaboración y la prevención, o el 3. Algunas propuestas para mejorar la eficiencia fiscal.

Reflexiones anteriores sobre materia tributaria:

0 comentaris: