9.11.12

He apoyado el Manifiesto progresista por el estado propio, por la cohesión y el progreso social

  • Soy uno de los 150 firmantes de este Manifiesto de apoyo al president Mas en un momento excepcional, donde considero que no sólo el futuro del país sino el sentido pleno de la democracia está juego.
  • Es bueno que aquellos que compartimos estos principios exponemos públicamente nuestras ideas para enriquecer el debate de fondo que está haciendo la sociedad catalana, de cara unos comicios que serán, a buen seguro, extraordinariamente importantes para nuestro futuro como país.
  • Considero que nos jugamos la dignidad como pueblo y que nos podemos ver abocados a la decadencia no sólo económica sino también moral si nos dejamos guiar por aquellos que piensan que la libertad de decidir es un riesgo para la sociedad. 

135 personalidades catalanas que se definen como progresistas han firmado un manifiesto que avala la estrategia del presidente catalán. Entre otros, han suscrito el documento el filósofo Xavier Rubert de Ventós , el historiador y ex dirigente del PSC Jaume Sobrequés, la abogada Magda Oranich, el consejero de Cultura,  Ferran Mascarell, y el sociólogo Salvador Giner.

El manifiesto asume 10 compromisos, entre los que destaca el de "trabajar para que los catalanes dispongan de un Estado propio, social, democrático y abierto al mundo".

Ver LISTADO ADHERIDOS

Algunas personas del campo social y ambientalista firmantes del documento:

Martí Boada, geógrafo, naturalista y doctor en Ciencias Ambientales, Núria Bosch , catedrática de Economía en la UB, Josep Maria Canyelles, experto en Responsabilidad Social Corporativa, Elvira Carles, directora de la Fundación Empresa y Clima, Eugeni Castejon, ecoemprenedor, Salwa El Gharbi, experta en inmigración y en gestión de la diversidad, Ramon Folch, socioecólogo, doctor en Biología, Pau Garcia-Milà, director general de eyeOS, Jordi Gusi, emprendedor social, Ignasi Parody, emprendedor social, Montserrat Vendrell, doctora en Biología, Miquel Ventura, Director de la Fundació Mar, Pau Vidal, emprenedor social...








Manifiesto de apoyo al Presidente Mas
Nosotros, gente de convicciones catalanistas y de pensamiento progresista,

• convencidos de que los catalanes vivimos un momento decisivo de nuestra historia;
• orgullosos del proyecto que hemos construido a lo largo del tiempo;
• con la certeza de que Cataluña es la historia de un éxito compartido gracias a la acción de muchas generaciones y de muchas personas que han nacido y otros que han venido de tierras allá;
• con la certeza de que Cataluña es la consecuencia de ideas diversas que han sumado en el poso común del catalanismo;
• confiando en que los valores que han forjado nuestra identidad como pueblo son una buena base para encarar con esperanza nuestro futuro nacional;
• convencidos de que vivimos en una nación histórica que han intentado encorsetar en un Estado que no ha querido ser nuestro;
• persuadidos de que es insostenible mantenerse dentro de un Estado que ha convertido en un instrumento al servicio exclusivo de sólo una parte de los ciudadanos que dice representar, incapaz de aceptar y respetar su diversidad nacional, cultural y lingüística, incapaz de servir a los intereses de los catalanes;
• seguros de que no podemos seguir aceptando las reglas de juego impuestas por un Estado que las principales fuerzas políticas estatales han conducido al fracaso, y que actualmente es el principal obstáculo para la mejora de la nuestra gobernabilidad, nuestro progreso social y nuestra expresión democrática como pueblo;
• con la certeza de que muchas de las cosas conseguidas por el esfuerzo de nuestra gente están en peligro si no tomamos de manera plena las bridas de nuestro gobierno, del nuestro modelo de bienestar, de nuestro presente y del futuro de las generaciones venideras;
• convencidos de que hay más que nunca que cada uno mire de contribuir a sacudir las formas tradicionales de hacer política y profundizar la democracia;
• con la certeza de que ahora más que nunca hay una acción política basada en consensos amplios más que en la rutina del disenso que ha inundado el debate político;
• convencidos de que es bueno que aquellos que compartimos estos principios exponemos públicamente nuestras ideas para enriquecer el debate de fondo que está haciendo la sociedad catalana, de cara unos comicios que serán, a buen seguro, extraordinariamente importantes para nuestro futuro como país,

firmamos este manifiesto seguros de que Cataluña vive una encrucijada decisiva de su  historia.

Un cruce que, en función del camino que elijamos,

• determinará que los catalanes adquirimos una mayor capacidad democrática de decidir cómo queremos resolver los muchos retos sociales, políticos, económicos y culturales que debemos afrontar,
• condicionará el volumen de oportunidades que ponemos a disposición de cada uno de los ciudadanos para afrontar una vida más plena, digna y segura;
• y marcará en gran medida la calidad de la vida social que podremos compartir las actuales generaciones y que afectará muy significativamente la vida de las próximas.
Un cruce que, como en todos los momentos trascendentes de la historia, exige dejar de lado todo tipo de ambigüedad intelectual y obliga a tomar partido.

En los momentos históricos, más que nunca, hay que elegir.


Y ahora estamos en uno de esos momentos.


Teniendo por cierto


• que es imposible desplegar un país socialmente avanzado y justo sin el poder político necesario, sin las estructuras de Estado imprescindibles para sostener un modelo de bienestar digno y equitativo;
• que en una época de preeminencia de los individualismos tiene más sentido que nunca seguir trabajando de manera colectiva y asumir la cuota de responsabilidad que corresponde a cada ciudadano;
• que se puede contribuir a la mejora nacional y social sin encorsetar exclusivamente en las tradicionales militancias políticas de partido;
• y que Cataluña necesita más que nunca el compromiso profundo de todos y cada uno de los que hoy vivimos,

expresamos los siguientes compromisos:

1. Trabajar para que los catalanes tengamos un Estado propio, social, democrático, abierto al mundo y especialmente predispuesto con el nuevo Estado español que resultará.

2. Trabajar por un Estado propio europeísta, integrado en la Unión Europea en igualdad de condiciones con el resto de Estados que la forman, comprometido plenamente con un proyecto común, democrático, social, justo y federal.

3. Trabajar por un Estado propio que queremos que sea una herramienta eficaz para garantizar los fundamentos del Estado social del bienestar, la voluntad de justicia social del pueblo y la calidad de vida de todos los ciudadanos que vivan en él.

4. Trabajar por un Estado propio que tenga el objetivo de acompañar la sociedad creativa y cívica catalana en el despliegue de un país culto y educado, que garantice la igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos, la presencia de la cultura catalana en un mundo globalizado y la voluntad de innovación imprescindible para afrontar con garantías nuestro futuro como comunidad. Un Estado propio que garantice el acceso a la buena educación ya la calidad educativa, en todos sus niveles, ya todos los ciudadanos. Un Estado propio que se comprometa con la cultura humanística, científica y artística, y con la educación como el verdadero fundamento básico de la identidad y del progreso del pueblo.

5. Trabajar por un Estado propio que defienda el catalán y su plena normalización nacional e internacional como novena lengua europea que es. La defensa del catalán se acompañará de una explícita voluntad de incorporar el castellano como patrimonio compartido de todos los ciudadanos de Cataluña. También el aranés tendrá un especial cuidado por parte del Estado catalán. Cataluña será un país de referencia internacional en la práctica y el respeto de las lenguas.

6. Trabajar por un Estado propio que promueva y estimule el anhelo de la sociedad catalana de convertirse en una democracia avanzada, participada por la ciudadanía y garante de los derechos y libertades civiles. Defendemos un Estado catalán profundamente democrático, participado y abierto construido a partir de un sistema parlamentario y electoral renovado, abierto y más vinculado a la voluntad de la ciudadanía.

7. Trabajar por un Estado propio dispuesto a fortalecer los lazos de fraternidad con España y todas sus comunidades. El problema de Cataluña no es España, es el Estado español. El Estado propio catalán que imaginamos lo queremos solidario, dialogante y fraternal con los ciudadanos españoles.

8. Trabajar por un Estado propio que sustente su progreso en un modelo económico sostenible, inteligente e integrador, que tenga la mirada puesta en los mercados internacionales y que cree riqueza para el conjunto de los ciudadanos. Queremos un Estado catalán capaz de actualizar y renovar nuestro tradicional industrialismo y espíritu emprendedor, capaz de implementar una economía basada en la investigación, la innovación y en un uso eficiente de los recursos naturales y fundamentada en actividades ambientalmente y social responsables. Queremos un Estado catalán que sea el epicentro de una región económica mediterránea de rango global.

9. Trabajar por un Estado propio que fortalezca el tejido urbano catalán y el cohesione sumando con convicción la capitalidad internacional de Barcelona como uno de sus mejores activos. La Cataluña que queremos es una Cataluña fundamentada en sus ciudades, que vela por su patrimonio natural y, que reconoce el papel y la importancia de los ciudadanos que viven en el territorio.

10. Trabajar por un Estado propio que se fundamente sobre una administración pública moderna, formada, eficiente y sostenible al servicio de la ciudadanía. Una administración clara y transparente, que rinda cuentas a la sociedad, con objetivos claros, a corto y largo plazo, descentralizada hacia los ayuntamientos y opuesta a las prácticas corporativas.

Estos son nuestros 10 compromisos para afrontar las horas decisivas que vive Cataluña.
Son compromisos que se inspiran en el modelo de la Europa social en la que se ha de reflejar el Estado propio de los catalanes y que tenemos la certeza que regirán la acción de gobierno del Presidente Artur Mas, desde el convencimiento de que, en la construcción del Estado propio para Cataluña, la ambición nacional y la ambición social son dos caras de la misma moneda.

Tenemos la certeza, pues, que con las herramientas de Estado con que nos debemos dotar en la etapa histórica que iniciamos, podremos construir la sociedad catalana libre, socialmente justa, económicamente próspera y espiritualmente gloriosa que todos anhelamos.

Y es por eso que, como personas comprometidas con los ideales de libertad y  de progreso, pedimos al Presidente Mas que acoja las ideas aquí desplegadas  y al mismo tiempo le apoyamos para que pueda liderar este proceso junto con un  amplio espectro político y con la fuerza parlamentaria y social imprescindible para  avanzar en la construcción de un Estado propio que responda a la suma de la tradición  democrática y europeísta y al consenso social que han representado los gobiernos  democráticos de la Generalitat presididos por sus predecesores.

Hoy, más que nunca, hay que sumar esfuerzos para que Cataluña pueda conquistar el futuro que decidan libremente sus ciudadanos.
Noviembre de 2012

0 comentaris: