3.3.18

Puigdemont entrevistado por Bea Talegón en Diario16: La gente ha entendido que el país debe ser el resultado de su esfuerzo para construir su proyecto de vida y contribuir al desarrollo del mundo, la lucha contra el cambio climático, la acogida de refugiados...

Puigdemont entrevistado por Bea Talegón (Diario16)
  • La gente ha entendido que el país debe ser el resultado de su esfuerzo, con unos instrumentos que no tenemos, para construir su proyecto de vida personal y profesional y contribuir al desarrollo del mundo, juntando esfuerzos de otros paises en la lucha contra el cambio climático, en la acogida de refugiados...
  • La corrupción es una distorsión del bien común. Debemos crear un sistema en que sea imposible. La revolución blockchain va a contribuir mucho más que todas las legislaciones y tribunales de transparencia o de cuentas



Transcripción de la respuesta a "¿Cómo ves tú la corrupción: de una manera estructural, o como decía recientemente Felipe González, despistes generalizados?"

La corrupción existe. Y ha existido bastante corrupción. Ha existido al amparo de un sistema, precisamente antes le describía porqué no me interesaba hacer política en un momento determinado: Porque no era política. Casos de cobro de comisiones, de tráfico de influencias, de amaños de contratos, de distorsión del bien común.

También es verdad que se ha hecho mucha demagogia de la anticorrupción y se ha abusado de denuncias anónimas, de mediatización de cosas que no se aguantan como corrupción, para... -que es otra forma de corrupción también-. Pero creo que no es que hoy la corrupción no tenga un sitio, no queramos que tenga un sitio. Es que debemos crear un sistema en que sea imposible. En que sea imposible.

¿Cómo puede ser imposible la corrupción? Pues no con la transparencia retórica, legal, sino con la transparencia práctica. La revolución blockchain va a contribuir mucho más que todas las legislaciones y tribunales de transparencia o de cuentas. Mucho más. Porque blockchain es un libro abierto. Es un libro de contabilidad abierto a todo el mundo, que todo el mundo tiene actualizado al mismo momento. Es como un Google Docs por contra de un documento de Word. Un documento de Word, tú lo haces, lo envías, te lo envían cambiado y vas haciendo eso. En Google Docs, tú sabes que lo estás editando en tiempo real, y por tanto, ves las cosas. [...]

Hay muchos procesos de intermediación, opacos, de idas y venidas, que con esa tecnología desaparecen. Ya empieza a haber gobiernos que publican sus presupuestos en tecnología blockchain, para hacerlos absolutamente transparentes, no porque lo diga una ley, incluso puede no haber ley de transparencia pero publicado de esta forma y monitorizado, oiga, es que no se va a desviar ni un euro de ahí. Esta cultura, que es muy cultura de la España de las autonomías, de la España de la Constitución, de la Monarquía Constitucional, es la que queremos romper con la República. [...]

Tampoco me sirve la excusa de que el Partido Popular, seguramente, es el partido más corrupto que hay en estos momentos en Europa. No me sirve, me es igual. Yo lo que no quiero es que haya cultura que lleve a la corrupción. La cultura de la corrupción. Errores va a haber, pero ahí si que me apunto un poco la tesis de Macron en el derecho al error. Un ciudadano que a lo mejor, oiga, no ha hecho bien la declaración de renta, o no ha tramitado correctamente el permiso para poder tener una actividad como económica... Macron apeló al derecho al error.

A lo mejor no debemos pensar que todo el mundo es un mangante y es un tío que quiere driblar al estado y que quiere eludir. A lo mejor es más simple. Es tan complicado que nadie consigue hacerlo bien a la primera ni a la segunda. Hay que ayudar a esta gente a hacerlo. Pero ha creado, el paroxismo de la corrupción, ha creado una grave desconfianza en las instituciones y en el sistema, que en España, estadísticamente, se nota más que en otros países de nuestro entorno. Y eso acaba socavando, digamos, la credibilidad, la confianza de los ciudadanos en sus instituciones públicas o parapúblicas.

La corrupción no hay que atacarla solo por el daño que causa directamente, sino casi más por el daño indirecto que causa. Nos estamos recuperando de todo eso. Pero ojo, porque nunca uno sale siempre indemne. Ni uno está a salvo de que no se puedan volver a repetir errores del pasado.




Transcipción de las últimas palabras:

Esta relativización en la opinión pública de lo que puede ser la democracia, que ya está avanzando, como se ve, en muchos países occidentales es lo que le da al Estado la posibilidad de neutralizar esta pulsion transformadora que está en la base de la reivindicación catalana.

La gente ha entendido -no solo en Catalunya- que su país, su comunidad -como lo queramos llamar- debe ser el resultado de su esfuerzo y que para poder manejar tu propio esfuerzo debes tener acceso a unos instrumentos que no tenemos.

¿Y con que objetivo manejar el resultado de tu esfuerzo? Para construir obviamente y poder contribuir al desarrollo del mundo, para poder contribuir con las zonas menos favorecidas, para poder juntarte con los esfuerzos de otros paises en la lucha contra el cambio climático, en la acogida de refugiados, en los desafios de la inmigración...

No es ni tan solo una idea de una tentación egoista; el propio esfuerzo es para que lo puedas obviamente poner al servicio de tus conciudadanos, para que puedan construir su proyecto de vida personal y profesional... Porque construir su proyecto de vida forma parte indispensable de contribuir al proyecto de vida de los demás. Eso es lo que está en juego.


0 comentaris: