6.11.07

Adif alcanza la máxima calificación para su informe de sostenibilidad

Hace reír que justo ahora aparezca la noticia según la cual la empresa más irresponsable entre las irresponsables ha conseguido la máxima calificación internacional para la publicación de informes.

Seguramente se hace innecesario recordar que ADIF es la empresa causante del desbarajuste de 'rodalies' y el problema de movilidad más grave que haya sufrido este país como consecuencia de las obras de entrada del Tren de Gran Velocidad en Barcelona.

Cierto que esta calificación hace referencia a la memoria del año pasado. Pero ello no impide que la aparición de esta noticia ahora la hace inverosímil para el gran público y -cosa que es peor- deja una mala imagen también sobre el sentido y la utilidad de la Responsabilidad Social y las memorias de sostenibilidad.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, Adif, es la primera empresa pública española, y la primera empresa pública del sector de transporte mundial, que alcanza la máxima calificación internacional para la publicación de informes y memorias de responsabilidad social y sostenibilidad.

Según informó hoy esta entidad pública, adscrita al Ministerio de Fomento, el documento ha sido concebido como una memoria integrada de gestión que recoge la actividad de la empresa correspondiente al ejercicio 2006, con información sobre estrategia, resultados económicos, ambientales y sociales. Con la publicación del informe, que se enmarca en la estrategia de responsabilidad de la empresa, Adif persigue reforzar la transparencia.

La verificación externa, necesaria para obtener el máximo nivel del GRI, ha sido realizada por KPMG Asesores y, para la Memoria Medioambiental, por Consulnima.

Una primera reflexión: las memorias sirven para lo que sirven, que no es otra cosa que ejercitar la transparencia. Tenemos que recordar, sin embargo, que tener cierto margen de transparencia o, incluso, ser muy transparente, no es equivalente de ser responsables. Comunicar el estado de tus indicadores no quiere decir que éstos sean excelentes. Es más, podrían ser malos pero mostrar una buena transparencia y, por lo tanto, merecer este reconocimiento. Y es que no estamos hablando de la aplicación de una norma.

Una segunda reflexión: ¿¿¿qué pasará el año próximo??? ¿Cómo explicarán en su memoria los 200 millones de euros de pérdidas que hasta ahora han causado en el territorio segundos cálculos de la organización empresarial Pimec? ¿Cómo darán a entender que lo tienen que compensar?

La memoria de ADIF correspondiente al 2007 será un ejemplo de cómo una empresa puede hacer una memoria encima de la irresponsabilidad. Quizás supondrá un impulso a la necesidad de disponer de normas que den una mayor capacitat de valorar a las empresas más allá de su transparencia informativa.

Ver noticia en la Vanguardia: Calculan en más de 208 millones el coste del corte de Cercanías

0 comentaris: