1.5.18

[ENTREVISTA] El @COAMBcat entrevista Josep Maria Canyelles (@respon_cat): La empresa tiene que hacer primero el esfuerzo de entender cuál es su responsabilidad y después vincularla a los Objetivos de Desarrollo Sostenible

El Colegio de Ambientólogos de Cataluña entrevista a Josep Maria Canyelles, coordinador de Respon.cat, y Marta Subirà, secretaria de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya. La editorial de la revista digital punt ambiental va sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La revista también incluye artículos sobre ODS 11: ciudades y comunidades sostenibles (Teresa Franquesa, directora de Estrategia y Cultura de Sostenibilidad del área de Ecología Urbana en el Ayuntamiento de Barcelona); Una agenda para transformar el mundo (Arnau Queralt - Director del Consejo Asesor para el Desarrollo Sostenible (CADS); Los ODS y el papel de las empresas: la experiencia de Unilever (Ana Palencia, directora de Comunicación Corporativa y Sostenibilidad de Unilever en España); La salud en la agenda 2030: una oportunidad para mejorar el acceso (Evangelina Martich - Coordinadora de proyecto y asesora del área de Análisis y Desarrollo Global del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal).

Núm. 27, Abril de 2018
Josep Maria Canyelles
Coordinador de Respon.cat
La empresa tiene que hacer primero el esfuerzo de entender cuál es su responsabilidad y después vincularla a los Objetivos de Desarrollo Sostenible

¿Qué es Respon.cat?
Respon.cat nació en 2014 por ser el organismo empresarial de referencia en Responsabilidad Social en Cataluña. En todo el mundo iban surgiendo iniciativas de este tipo, pero aquí, a pesar había muchas empresas que gestionaban la responsabilidad social con buenas prácticas de excelencia, no había ninguna organización que las aglutinara.
Actualmente, forman parte de Respon.cat setenta empresas. Grandes, medianas y pequeñas. Tener esta diversidad, mantenerla y que todo el mundo se encuentre cómodo no es fácil, y eso nos hace sentir muy orgullosos.
¿Como trabaja los Objetivos de Desarrollo Sostenible desde Respon.cat?
Para entender cómo trabajamos los ODS, antes tengo que hablar del proyecto Focus de la RSE en Cataluña , a través del cual hemos identificado y consensuado los temas que definen la agenda local de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en nuestro país. Lo primero que debe hacer la empresa que se dispone a gestionar la responsabilidad social es entender cuál es su responsabilidad y escuchar lo que le pide la sociedad local. Aquí la empresa veces se pierde, y termina colaborando con el primero que llama a la puerta. Para ayudar en este sentido, hemos generado un consenso sobre cuáles son aquellas materias, los Focus, que una empresa que opera en Cataluña, sea grande o pequeña, debe tener en cuenta, porque son importantes para nuestra sociedad. 
¿Qué focos se han identificado?
A partir de este proceso han surgido ocho focos. Uno de ellos es la inmigración, que hemos englobado dentro del Focus de la cohesión social. Cataluña es el país de Europa con mayor porcentaje de inmigración, por encima de Francia y Alemania. Todo lo que pueda hacer una empresa para facilitar la acogida social y laboral de personas venidas de fuera es una práctica de responsabilidad social.
Otro ejemplo es la reforma horaria. En otros lugares del mundo este no es un tema de la responsabilidad social, porque gestionan bien los horarios, pero en nuestro sí lo es. Afecta a la competitividad de la empresa, a la productividad ya la calidad de vida de las personas. Por lo tanto, es un tema de responsabilidad social y todas las empresas, en la medida que puedan, deben sumar en este gran proyecto.
¿Una vez identificados los Focus de la RSE en Cataluña, como los vinculan a los ODS?
En muchos países se están aplicando los ODS de manera errónea. Se limitan a traducirlos lingüísticamente. Nosotros nos hemos propuesto aterrizar a la lógica del país y ver cómo, partiendo de los Focus que hemos consensuado sobre cómo gestionar la responsabilidad social en nuestro territorio, podemos vincularlos a los ODS para enriquecer la responsabilidad social de las empresas.
Partimos del enfoque que queremos dar a la responsabilidad social en nuestro territorio y después vemos si hay vínculo o no con los ODS. Esta es la manera para desarrollar realmente los ODS y que no sea sólo literatura pensada desde las políticas publicas de Naciones Unidas. A una PYME, no le hables del hambre mundial, háblale del Focus de lo que afecta a la cotidianidad de la empresa.
Antes hablabas de la reforma horaria. ¿Como se vincula a los ODS?
Si tú coges los ODS y intentas aplicarlos en Cataluña, nunca llegarás a la conclusión de que debes aplicar la reforma horaria. Hagámoslo al revés. Sabemos que la reforma horaria es uno de los focos de la RSE en Cataluña. Y ahora, preguntémonos: tiene que ver con los ODS? Los ODS hablan de salud y en Cataluña contribuir a mejorar la salud pasa por la reforma horaria. También está vinculado a una buena alimentación, a la conciliación de la vida familiar y laboral, en buenas condiciones laborales, a competitividad de la empresa ... Pues sí. Resulta que nuestra manera de trabajar los ODS es promover la reforma horaria.
¿Los ODS contribuyen a trabajar mejor la responsabilidad social en las empresas?
Los ODS tienen un riesgo. La empresa primero debe hacer el esfuerzo, a partir de la hoja en blanco, de entender cuál es su responsabilidad. Si la empresa parte de los ODS, o de una norma o una check list , caerá en un error metodológico. No llegará a entender cuáles son las cosas realmente importantes para ella, de acuerdo a su trayectoria, a su sector, a sus grupos de interés y al territorio en el que actúa, y generará una distancia que los temas que abordará no interesarán. La empresa debe partir de su realidad primero y luego ver cómo se vinculan sus acciones de responsabilidad social con los ODS. 
Para algunas empresas será tentador limitarse a poner el logotipo de los ODS...
No nos podemos limitar a hacer una buena práctica y poner el logotipo del ODS en cuestión. Esto no quiere decir que no damos importancia a los ODS. Los ODS y los Focus de la RSE son muy importantes porque permiten definir temas y objetivos comunes, decididos conjuntamente, en el mundo y en Cataluña respectivamente, y compartir las mejores prácticas para llevar a cabo estos ODS o estos Focus.
Desde Respon.cat está poniendo en marcha el Observatorio de los ODS en Cataluña. ¿Qué objetivos tiene?
Lo primero que hemos hecho es crear una base de datos de empresas y organizaciones catalanas, o que operan en Cataluña, que muestran sensibilidad con la responsabilidad social. Hasta ahora hemos identificado cerca de 600 empresas sensibles que nos servirán para monitorear que se está haciendo en relación a los ODS y como está evolucionando. Este es el objetivo cuantitativo.
A nivel cualitativo, iremos identificando buenas prácticas de referencia para cada ODS y para cada Focus, que puedan aplicarse a empresas de aquí y para PYMES. Por ejemplo, cuáles son las 10 mejores experiencias de empresas de aquí que estén trabajando la economía circular? Nos interesan experiencias aquí, no fuera.
Si tuvieras que elegir uno de los diecisiete ODS, ¿con cuál te quedarías?
Los ODS son transversales. No se puede coger uno solo, sino que es necesario trabajarlos transversalmente. Ahora bien, sí tuviera que escoger uno sería el 16 (paz, justicia e instituciones sólidas). Se refiere al buen gobierno, a la ética ya la transparencia. Es el más metodológico y lo que da más fortaleza a todo lo demás para que no sean sólo prácticas aisladas.
El desarrollo sostenible y la responsabilidad social han tendido a simplificar en las dimensiones ambiental, social y económica, pero si sólo coges las tres dimensiones por separado, estás haciendo un enfoque departamental de la empresa. Hace falta que haya más políticas de buen gobierno, que pongan el foco en la estrategia de la empresa.
¿En qué ámbito de los ODS tenemos más deberes para hacer en Cataluña?
Uno de los retos más grandes que tenemos en Cataluña es la economía circular, de hecho, este es otro de los Focus que hemos consensuado y diferentes ODS hacen referencia. Seguramente es uno de los retos más importantes porque es un concepto nuevo que muchas empresas desconocen o no entienden, y tampoco disponen de las capacidades, la formación o los recursos que les permitan entrar. Por otra parte, como sociedad tenemos mucho trabajo por hacer en salud y en educación. Son cuestiones que también afectan internamente en la empresa.
Finalmente, en el caso de Cataluña, hay una voluntad explícita de cohesión social. La sociedad catalana pide a la empresa que tenga una sensibilidad con el territorio, no sólo a nivel ambiental sino también con el patrimonio cultural y todos sus intangibles. Por ejemplo, la lengua forma parte inseparable de la responsabilidad social, pero está costando mucho que las empresas entiendan el multilingüismo como uno de estos elementos.
¿Puedes poner algunos ejemplos de buenas prácticas que hagan empresas de aquí que se relacionen directamente con los ODS?
Cuando un restaurante decide, en plena crisis, hacer un medio menú, más asequible para sus clientes, significa que la empresa ha sabido interpretar la realidad y darle respuesta. Está dado respuesta a los ODS que hacen referencia a la pobreza, traducidos a la realidad local.
Que una inmobiliaria decida hablar con propietarios para rebajar los precios de los alquileres porque si no habría inquilinos que habrían dejado de pagar es responsabilidad social, y afecta a los ODS. A veces, oímos hablar de ODS, y nos queda muy lejos, pero realmente estamos hablando de cosas del día a día.
¿Y experiencias específicas para los ODS ambientales?
Las empresas deben enfocarse hacia la economía circular y al ahorro de recursos. Me pedías un ejemplo ... Cambiar de Endesa en Som Energia es optar por energía verde y por lo tanto ya es un paso en este sentido. Si me preguntas alguna experiencia relacionada con la vida submarina ya costaría más, pero podríamos hablar del tipo de peces que tienen los restaurantes.
¿Cómo podemos evitar que los ODS sirvan para hacer greenwashing a las empresas?  
De hecho ahora se habla de bluewashing, por el azul de Naciones Unidas. Los ODS tienen muchos colores, son bonitos y queda muy bien ponerlos. Una empresa hace una buena práctica y ya pone el logotipo. El problema aparece cuando una empresa que hace una buena práctica en un ámbito, realiza malas prácticas en otros ámbitos y por tanto no es una empresa que tenga un compromiso de responsabilidad integral.  
Entonces hay quien dirá que los ODS y la responsabilidad social no sirven para nada...
Lamento especialmente este descrédito respecto a la responsabilidad social. Lo que hay que hacer es exigir a aquellas empresas que no tienen una visión integral que no se definan como empresas responsables socialmente. Si están haciendo una buena práctica ambiental, pero en cambio no están pagando impuestos, que hablen de buena gestión ambiental, pero no de responsabilidad social.
No nos podemos cargar los ODS para que una empresa haga un uso torpe. Lo que tenemos que hacer es criticar el uso del logotipo de los ODS cuando aquella empresa sólo está haciendo prácticas en uno de los ámbitos. Debemos ser más exigentes, y por ello es necesario tener un conocimiento más metodológico. Hay que ser más estrictos, porque sino corremos el riesgo de acabar cargándonos los conceptos: responsabilidad social, sostenibilidad, Objetivos de Desarrollo Sostenible... Vamos quemando los conceptos que son plenamente válidos.
¿Naciones Unidas no fiscaliza estos malos usos?
No. El gran problema lo tenemos en aquella empresa que habla de responsabilidad social, que hace memoria, y puede que tenga código ético y todo, pero que durante la crisis dejó de pagar a sus proveedores en el plazo legal, y algunas PYMES, que eran perfectamente viables y saneadas, se hundieron. Esta gran empresa, que podía pagar perfectamente, que no me hable de responsabilidad social, que me hable de buenas prácticas de filantropía, de buenas prácticas ambientales, pero no de responsabilidad social. En términos de impacto económico, y de impacto de buen gobierno, esta empresa está bajo cero.
Sea con los ODS o sea en general con la responsabilidad social, hay una crítica que la sociedad tiene que hacer, y los que nos dedicamos, con mayor motivo. No podemos avalar una organización como responsable sólo por una o varias prácticas sectoriales.
¿Nos puedes dar un consejo dirigido al colectivo de los ambientólogos y ambientólogas para aplicar los ODS a su terreno? 
Últimamente los temas ambientales han adquirido mucha importancia. Son una oportunidad desde el punto de vista de la economía circular y también afectan a la eficiencia económica de la empresa. Por lo tanto, es importante no quedarse con una visión muy técnica de las opciones ambientales. Detrás de las empresas hay personas y, por tanto, estamos hablando del valor de la organización.
Las soluciones técnicas, por ejemplo de ecoinnovación, deben ir acompañadas de un desarrollo de la organización, para la incorporación de las mejoras técnicas ambientales sirvan para consolidar un cambio de mentalidad y de la cultura organizacional que llegue a la alta dirección de la empresa ya todos los departamentos.

Josep Maria Canyelles es experto en Responsabilidad Social de las Empresas y las Organizaciones. Coordina Respon.cat, iniciativa empresarial para el desarrollo de la RSE en Cataluña. Esta asociación lidera proyectos como los Premios Respon.cat y el programa RSE.Pime, que facilita que cada año veinte empresas, incluidas entidades sociales, se incorporen a la gestión de la responsabilidad social. Respon.cat también fomenta territorios socialmente responsables para involucrar a los agentes de todo el territorio en la Responsabilidad Social.
También es socio-consultor de  Vector5 | excelencia y sostenibilidad, asesora a organizaciones empresariales como la Cámara de Comercio de Barcelona  y el Consejo de Cámaras de Comercio de Cataluña  y es colaborador docente en diferentes universidades y programas formativos de alta dirección.


También puede leer la entrevista en la revista digital .ambiental.

0 comentaris: