6.9.14

Proponen el uso de la bicicleta como retribución flexible

La empresa Grass Roots presentó al Ministerio de Hacienda un manifiesto a favor del uso de la bicicleta como retribución flexible para favorecer el uso de las dos ruedas para ir al trabajo.
  • Uno de los beneficios más evidentes e inmediatos es el de la reducción de emisiones de CO2. La asociación estima que se dejaría de emitir una tonelada anual por cada tres ciudadanos que hicieran de la bicicleta su medio principal de transporte.  
  • El otro gran beneficio es la salud, que afecta directamente al absentismo laboral, que se sitúa en una media de 11,4 días por trabajador y año en España: "El uso de la bicicleta podría reducir este absentismo en un 20 %", aseguran desde las organizaciones probici.  
  • Esto conllevaría la reducción de gasto sanitario y ayudaría a mejorar la condición física. "El beneficio de ir en bici al trabajo es inmediato, en dos o tres días tienes una sensación de mejora y bienestar". Así lo asegura Alberto Sacristán, director médico SportSalud.
  • Supondría un impulso económico para el sector de las bicicletas. En Cataluña se venden 21 bicicletas por cada 1.000 habitantes, según datos del 2012 (156.000 unidades entre 7 millones y medio de catalanes). En el resto de España los datos son bastante inferiores, con 16 unidades por cada 1.000 habitantes (624.000 entre 39 millones y medio, sin incluir los catalanes).
Los impulsores de la iniciativa alegan que este cambio traerá grandes ventajas: fomentar el recurso de la bicicleta para que la use el 20% de la población supondrá una inyección económica de 500 millones de euros para España. "Este modelo no sería solamente un estímulo muy fuerte para el uso de la bicicleta, sino también impulsaría la industria relacionada, mejoraría el medio ambiente y ahorraría costes administrativos".

"Queremos que la gente vaya al trabajo en bici, pero motivar desde arriba y convencer a los empresarios de las muchas ventajas que tiene para sus trabajadores", matiza. Rebeca Caneda Martínez lleva desde julio de 2012 yendo al trabajo en bicicleta. Aún por encima del ahorro estaba el hecho de evitar el uso del metro o el bus y el estrés y la sensación de ir corriendo desde primera hora de la mañana", explica esta responsable de comunicación. Desde que no compra el abono mensual de transporte, Caneda calcula que ha ahorrado alrededor de 450 euros, teniendo en cuenta el precio de la bicicleta, el importe que hubiera pagado por el abono y las puestas a punto y mantenimiento de sus dos ruedas.

Más: http://www.factorhuma.org/index.php?option=com_content&view=article&id=10859&Itemid=11&lang=ca

0 comentaris: