16.5.16

Josep Maria Canyelles interviene en el encuentro de Cátedras Santander de Responsabilidad Social

  • "Responsabilidad significa renovar un compromiso adquirido, hacerlo vivo en el presente y ofrecerlo al futuro" 
  • "La transparencia no deja de ser un valor instrumental. Hay que alertar de la consideración de panacea que recibe"  
Este lunes 9 de mayo ha tenido lugar en la Universitat de Girona un encuentro anual de la Red de Cátedras Santander de Responsabilidad Social, formada por trece universidades y dos entidades, para debatir las líneas de futuro de la responsabilidad social en la empresa y la universidad.

El experto invitado para desarrollar una ponencia ha sido en esta ocasión Josep Maria Canyelles, promotor de Responsabilitat Global, socio-consultor de Vector 5 y coordinador de Respon.cat, que ha tratado las líneas de futuro de la responsabilidad social en la empresa y en la universidad y el papel que pueden jugar las cátedras.

En la intervención, Canyelles ha querido destacar la conveniencia de hablar más de la RSE de las pymes para ponerlas en valor y de lanzar un mensaje al tejido económico y a la sociedad en general sobre cómo muchas empresas de dimensiones modestas están incorporando buenas prácticas que a menudo pasan desapercibidas para los medios de comunicación. Sin embargo, ha indicado que cuando se pone la mirada en organizaciones de dimensión pequeña o incluso microempresas aumenta el riesgo de confundir la RSE con la ética de las personas, de la propiedad en este caso. Por ello, ha declarado que, si bien para una microempresa hablar de la actitud de las personas ya es una muestra de un gran sentido de RSE, cuando nos referimos a una organización de mayor dimensión siempre hay que observar la gestión, ya que la RSE implica una gestión planificada, con una metodología. 

Canyelles explicó a su manera la responsabilidad social, participando a los presentes sobre donde pone el énfasis cuando tiene la oportunidad de presentar este enfoque de gestión ante alumnos, empresarios y empresarias, o público en general. En este sentido ha mostrado como vincula los tres grandes valores de la responsabilidad social, la ética, la sostenibilidad y la transparencia, destacando que este último no deja de ser un valor instrumental y alertando de la consideración de panacea que está recibiendo en los últimos tiempo.

También se ha referido al origen del sentido moderno de la RSE en el paso de la economía industrial a la economía del conocimiento, y la importancia de mostrarlo en estos términos para poder transmitir mejor el sentido empresarial de este estilo de gestión, ya que a menudo el mundo académico sitúa una tradición històrica que se puede remontar a Aristóteles pasando por la Ética de negocio, y que no sitúa adecuadamente el sentido singular de la RSE y el sentido de su aparición y desarrollo.

Para el experto todavía impera una mentalidad funcional fruto del racionalismo, que lleva a separar las acciones atribuyéndolas a órganos diferentes, lo que hace que las acciones de RSE acaben arrinconadas en una dimensión colateral a la lógica del modelo de negocio. No podemos hablar de RSE cuando alguien pretende hacer "algo" para la sociedad al margen del funcionamiento empresarial; lo que hay es preguntarse qué aportación se puede hacer desde nuestra propia actividad. Es decir, abordar en primer lugar las responsabilidad primarias y las secundarias, antes de las terciarias.

También en las universidades la RS debe ser transversal e integral, prosiguió Canyelles, haciendo referencia a unas palabras de Francesc Xavier Grau, ex rector de la URV, que indicó que hoy en día no crearía un vicerrectorado de calidad o de responsabilidad social sino que trataría de que fuera la tarea de todos. 

Canyelles se ha referido al origen etimológico de la responsabilidad para explicar que la raíz spend/spond en la lengua protoindoeuropea quería decir hacer un rito, establecer un compromiso. De aquí nos viene también la palabra esposo, o espontáneo, con el sentido de acción hecha con libertad. La re-sponsabilidad quiere decir, pues, volver a adquirir el compromiso, hacerlo vivo en el presente y ofrecerlo al futuro. Desgraciadamente, el sentido coloquial actual del verbo responder y la vinculación técnica que le damos respecto al diálogo con los grupos de interés y el to be accountable hace que algunas personas perviertan su sentido hacia un contenido semántico más cercano a contestar o replicar.

Fruto del debate originado por las preguntas e intervenciones de los presentes, y en concreto en una reflexión sobre la física cuántica, Canyelles ha expresado un análisis crítico a la cultura co- , que consideró el esfuerzo de un modelo antiguo por modernitzarse, pero ha abogado por una cultura sin- , más alineada con el nuevo paradigma que nos espera. En este sentido, citó Joe Dispenza y se refirió a un nuevo modelo de relaciones y espiritualidad que debe superar la lógica de la separación que la cultura co- lleva implícita. Se ha valido de las etimologías y aun del sentido onomatopéyico para justificar su posicionamiento, ya que el prefijo co- también es el de conflicto, colisión, o combate. 


0 comentaris: