12.7.18

Canyelles, creador del modelo TSR, reflexiona en Alicante con motivo de la iniciativa del gobierno valenciano de fomentar los Territorios Socialmente Responsables


Josep Ochoa, director general de Responsabilidad Social y Fomento del Autogobierno del Generalitat valenciana ha presentado la jornada y ha explicado que la Consejería de Transparencia, Responsabilidad Social, Participación y Cooperación ha organizado esta acción para establecer un diálogo directo y abierto con la ciudadanía y grupos de interés en el momento en que está a punto de publicarse la ley valenciana de responsabilidad social, la primera que promoverá los teritorio socialmente responsables.

La ponencia de Josep Maria Canyelles ha iniciado la sesión, que ha sido seguida de una mesa redonda y un coloquio. Canyelles ha comenzado explicando los orígenes del término, cuando algunas instituciones públicas catalanas empezaron a usarlo pero como sinónimo de la responsabilidad social de las pymes o, más en concreto, en relación a las acciones de fomento que se llevaban a cabo desde de las administraciones locales en este sentido. Canyelles ha explicado que, junto con otro experto, Xavier Agulló, consideraron que se perdía todo el potencial de la expresión, la cual creyeron que debía relacionarse con la responsabilidad social de todos los agentes de un territorio. En un momento en que el sector público no había hablado nunca de la necesidad de gestionar la propia responsabilidad social, creyeron que había que empezar a hablar de la RS de las Administraciones y de las Organizaciones Sociales para avanzar en los territorios socialmente responsables.

Aprovechando una colaboración con la Asociación para las Naciones Unidas, Canyelles organizó el Seminario collaboratio de TSR, y elaboró el marco conceptual sobre el sentido y la metodología de los territorios socialmente responsables, el modelo TSR que ha inspirado las diferentes experiencias tanto en Cataluña como fuera ya que la red Retos del Ministerio de Trabajo hizo un marco de los TSR basado en el anterior si bien no incorporaba con detalle la propuesta metodológica. Aquel seminario ha tenido continuación 10 años después, ya que Respon.cat organizó en 2017 el Seminario TSR + 10 que, siguiendo el mismo criterio del primero, contó con la participación de representantes muy diversos: 5 de empresas pequeñas, 5 de empresas medianas, 5 de empresas grandes, 5 de entidades culturales, 5 de ayuntamientos, 5 de universidades, y así hasta 100 organizaciones. De este seminario salió el Manifiesto de Vilanova i la Geltrú, con una actualización de la definición de TSR:
Entendemos el Territorio Socialmente Responsable (TSR) como un ecosistema de valores éticos, compromisos responsables y actitudes sostenibles localizados en un territorio a partir de la suma, interacción y corresponsabilización de las organizaciones y de las personas, que permiten abordar en ella los retos de sostenibilidad con soluciones que crean valor compartido.  
El ponente ha presentado varias experiencias, entre las cuales, la Garrotxa, el barrio del Raval de Barcelona, o el Penedès, entre otros. A continuación, dado que el concepto de TSR se desarrolló como una proyección de la responsabilidad social, ha explicado qué es metodológicamente la RS, lo que le ha permitido dar el salto a explicar la propuesta metodológica de gestión de un TSR.

Como ejemplo de gestión de un TSR, Canyelles ha propuesto los Focus de la RSE en Cataluña, liderados por la asociación empresarial Respon.cat. Canyelles también ha presentado la iniciativa Edificios positivos, que Vector5 está llevando a cabo con la colaboración de la Generalitat de Cataluña, como una manera de aterrizar los TSR y los ODS al nivel más cercano a la ciudadanía a partir de las comunidades de vecinos. Finalmente, Canyelles ha destacado que los TSR permiten un coliderazgo más distribuido por parte de los diferentes agentes para contribuir a abordar los grandes retos que tiene una sociedad o un territorio, sin perjuicio de las responsabilidades que pueda tener una administración: el hecho es que hoy en día ciertos retos de la sociedad tienen una complejidad tan elevada que no pueden ser abordados con efectividad por ningún agente al margen del establecimiento de sinergias con otros muchos agentes concurrentes.
Tras el descanso, ha tenido lugar la mesa redonda, con las siguientes intervenciones:
José Mª Martínez, representante de Paterna Ciudad de Empresas, una asociación creada por el ayuntamiento que incluye los diferentes agentes económicos de este municipio de 70.000 habitantes. Explicó algunas de las iniciativas que llevan a cabo desde el ayuntamiento de Paterna: desde 2008 aplica cláusulas social de contratación;   en 2016 hicieron el primer plan cuatrienal de igualdad hombres-mujeres;  divulgan los ODS en 1º de ESO y luego los alumnos realizan acciones de Aprendizaje-Servicio a la comunidad; bonificaciones a pymes para fomento del empleo; fomento de la economía social; fomento de la RSE entre las pymes; han creado el sello social de Paterna, de calidad, que incluye criterios de RSE. En el futuro querrían valorar el sello en la contratación. En colaboración con la Fundación Exit, han hecho el proyecto Coach Pyme, de voluntariado corporativo para mejorar la empleabilidad de los jóvenes. El voluntario atiende durante seis sesiones los jóvenes y les ayuda a descubrir sus vocaciones. Han promovido el Pacto Local de Paterna para la Innovación, para hacer de la innovación un motor de desarrollo económico y social,
 
José Antonio Navarro, representante del Consorcio Pactem Nord, un consorcio público que atienden a la ciudadanía tanto por temas sociales como de empleo. Explica que la crisis y el desempleo afectó de manera muy grave el territorio y que desaparecieron las acciones públicas. Hicieron un Pacto territorial para la creación de empleo Pactem Nord 2011, y tuvieron como fuente de inspiración la experiencia del pacto territorial del Barcelona, ​​que tenía una dotación importante. Entienden la corresponsabilidad territorial como una concepción estructural de la RSE y su modelo de territorio socialmente responsable habla de territorio relacional -que integre y responsabilice-, iniciativa local y resiliencia territorial. Fueron impulsores de la red RETOS, inicialmente orientada a la integración de colectivos con dificultades y después más abierta a la RSE y los TSR. Hicieron un manifiesto de TSR inspirado en el del Seminario collaboratio de Sitges de 2007. Fomentan el tejido asociativo de mujeres y el de comercios. Entregan los Distintivos Pactem Nord a la corresponsabilidad territorial en materia de empleo. Fomentan el tejido asociativo de mujeres y el de comercios. Hicieron un manual de RSE. Coordinan el programa Incorpora de la Obra Social de la Caixa de Pensions.

Remedios Pavón, representante del Ayuntamiento de Castelló de la Plana, explica que apuestan por un TSR pero que son conscientes de que todavía no se pueden considerar ya que es un reto difícil. Queremos ir hacia aquí, con palabras de Cicerón, para crear una sociedad para vivir y convivir. Impulsaron la red Retos, que actualmente agrupa a 29 territorios y han recogido 178 buenas prácticas, y que inicialmente tuvieron que hacer frente a la dificultad de entrar en materia. Respecto a la ley valenciana que debe aprobarse, pide que se ponga el énfasis en cómo se llega a un TSR. Explica que han sido muy exigentes con la recopilación de buenas prácticas y que, a veces, hay que formar más a la gente porque quizás algunas buenas prácticas ambientales hoy en día deberían recatalogar como economía circular. Respecto a cláusulas sociales tomaron el modelo pionero de Avilés. Mientras que un grupo buscaba buenas prácticas,el marco conceptual, el cual se inspiró en el marco conceptual de los TSR elaborado en 2007 por Josep Maria Canyelles. Los procesos estratégicos que han hecho en Castelló lo han hecho con mucho diálogo y escuchando los diferentes grupos de interés, que son los que saben de cada materia. Por ejemplo, con la federación de cooperativas pactaron cómo hacer una cooperativa de emprendedores, Beta.coop. Finalmente, respecto a los TSR, dijo que es importante estar todos pero sobre todo con mucha ilusión.

Jorge Villar, representante del Ayuntamiento de Elx, forma parte del equipo de la concejalía de Comunicación, transparencia y responsabilidad social. Inicialmente la RS era una mirada hacia fuera, hacia las empresas, pero también tienen que mirar puertas adentro, entre otras cosas por la incoherencia que puede suponer respecto a algunas políticas públicas que se propugnan. Han querido pasar de algunas buenas prácticas a una gestión más ordenada y transversal, ya que puede que en un área utilicen papel reciclado porque un concejal lo ha decidido pero hay que hacer un paso más, en desarrollo ordenado de los valores del gobierno. Para no hacer un protocolo impuesto desde un área al conjunto del Ayuntamiento, se encargó a la Universidad, dado que ya tenían uno propio. En paralelo han formado los trabajadores en la compra ética y verde. Había que ser prudentes con las exigencias en cláusulas sociales para no expulsar las pymes de la contratación pública. Internamente había una cierta prudencia o reticencias por el miedo que no se burocratice demasiado los procedimientos, pero había que hacerlo. 

Josep Vicent Mascarell, representante de Baleària, ha comenzado afirmando que Séneca decía que el mundo está lleno de cosas que no tienen nombre y nosotros avanzamos a partir de poner nombre a las cosas. En Baleària hacen RSE pero la intervención quiere centrarse en el proyecto de la Marina Alta. Hace cinco años se presentó un libro de Dani Jover y hablaron de territorio socialmente responsable. Posteriormente hicieron unas jornadas, donde vino Josep Maria Canyelles y otros ponentes. Consideraron que una manera de avanzar en un TSR es que haya alguna empresa que sea grande y sea ejemplar y atraiga a las otras, y el hecho de que Baleària sea la empresa más grande de la comarca hace que se sientan responsables de tensar la sábana para llevar las otras empresas del territorio hacia la RSE. Baleària comenzó en 2008 a hacer informes de RSE y no los publicaban, hasta que en una licitación internacional en Miami preguntó si disponían de memoria de RSE. A partir de ese momento comenzaron a hablar de ella públicamente. Inicialmente basaban la RSE en la Fundación, como pasó con muchas empreses, bajo un modelo que ha caracterizado como que la empresa gana dinero y la Fundación compra indulgencias, que en su caso han ido superando.
 
Mascarell ha querido destacar un concepto, la ejemplaridad, del que no se habla bastante y es muy importante: hay que ser ejemplar para cambiar las cosas, y es lo que te da el capital moral para poder actuar: no puedes salir a decir cosas que no haces porque quedarás en evidencia. Otro concepto importante es el liderazgo, y para que funcione es necesario un líder, un proyecto y unos seguidores. Cuando el proyecto está difuso o cada uno lo utiliza para intereses espurios no funciona. El otro concepto es la conectividad, muy estudiado por la neurociencia, que se relaciona con la exploración. El cerebro y las instituciones son más productivos en función de si eres más capaz de conectar las ideas y los elementos. Pero esto no es suficiente si siempre conectas las mismas cosas: hay que llevar ideas de fuera. Es la diferencia entre Atenas y Esparta, dijo, remontándose a la Grecia clásica. Ahora en la Marina Alta tienen un grupo de TSR tras las jornadas de 2017 en el que invitaron Josep Maria Canyelles a hacer unos seminarios, y han usado una adaptación de los ODS. En colaboración con la Universidad, trabajarán con indicadores y los miden. Finalmente, Mascarell ha dicho que mejorar la gobernabilidad es importante pero no suficiente, es necesaria la praxis, que te permite ir encontrando el encaje para el mejor modelo: no se avanza mucho si no reflexionas sobre lo que haces; se habla mucho de ética empresarial desde fuera de la empresa, lo que es imposible, ya que finalmente tienes que tomar una decisión ahora y las teorías sirven de poco.

0 comentaris: