3.10.19

Article a La Vanguardia: "Recuperar la buena vecindad, un reto de sostenibilidad"

[ca] Josep Maria Canyelles publica al monogràfic d'RSC de La Vanguardia un article sobre la iniciativa Edificis Positius i com aquesta proposta de Veïnatge Positiu suposa una gran proposta per a les empreses i organitzacions en l'abordatge del repte del desenvolupament sostenible alhora que fa possible l'apoderament del seu equip humà.

[es] Josep Maria Canyelles publica el monográfico de RSC de La Vanguardia un artículo sobre la iniciativa Edificios Positivos y como esta propuesta de Vecindad Positivo supone una gran propuesta para las empresas y organizaciones en el abordaje del reto del desarrollo sostenible a la vez que hace posible la apoderamiento de su equipo humano.


Recuperar la buena vecindad, un reto de sostenibilidad

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcan el gran reto colectivo para 2030 y afectan no sólo gobiernos y empresas sino también la ciudadanía. Aunque empiezan a ser conocidos, la gente desconoce cómo estar consecuente en el día a día. Los ODS nos hablan de grandes retos respecto a Personas, Planeta, Prosperidad, Paz y Partenariados (las 5 P). Pero hay que traducirlos en actitudes simples para nuestra vida cotidiana, y hemos hecho nacer un proyecto muy singular en este sentido.


Edificios Positivos es una iniciativa que pretende vivir positivamente la experiencia de ser vecinos y vecinas, abordando todo lo que se puede hacer en materia de convivencia, civismo y espíritu colaborativo así como en salud, calidad ambiental, eficiencia energética, y otros, en un ámbito cercano que tenemos demasiado abandonado. Cuando pensamos en comunidades de propietarios nos vienen a la cabeza problemas y reuniones tediosas... pero tenemos que empezar a hacer una mirada diferente.
Los edificios serán un espacio de centralidad impensado. Hasta ahora nos hemos limitado a administrar la comunidad, los espacios comunes. El reto será pasar a liderar los edificios. Deberán producir su propia energía, deberán dar respuesta a más conflictividad fruto de los nuevos usos y movilidad de residentes, podrán ganar espacios de explotación económica, se hará más teletrabajo en ellos, la domótica y el Internet de las Cosas se generalizarán, se manifestará con intensidad creciente el mal de la soledad y no solamente en el caso de las personas mayores...

En todo el mundo la gente vivirá más en espacios urbanos y las ciudades no pueden crecer más ocupando territorio sino que las ciudades compactas deberán crecer en altura. Ya se empiezan a experimentar soluciones de viviendas más pequeñas combinados con más espacios comunitarios. ¿Hace falta una lavadora y un taladro a cada vivienda? Necesitaremos activar el compromiso con vecinos positivos más predispuestos a abordar los cambios y la colaboración desde la positividad.

TSR Territori Socialment Responsable es una cooperativa de iniciativa social sin ánimo de lucro nacida para abordar esta iniciativa social, con el apoyo de empresas, de la Generalitat de Catalunya o de ayuntamientos, entre otros, y una de las acciones concretas es una gran red de colaboración entre empresas que prestan servicios en la órbita de los edificios y que compartan el relato sobre los cambios positivos que debemos fomentar en ellos así como una orientación a la sostenibilidad y al bien común.


Pero las empresas también se están implicando a partir de sus equipos humanos motivando y apoderándose por ser vecinos positivos. Muchas organizaciones no saben cómo iniciar un trabajo interno sobre valores. Hacer voluntariado de empresa se pospone porque no está suficientemente acostumbrado a trabajar el compromiso y valores de las personas o hacer acuerdos con entidades sociales. Pero un voluntariado ligero, doméstico y familiar, de buena vecindad, que facilite el desarrollo de actitudes y habilidades en materias sociales, ambientales, energéticas, culturales..., puede ser un primer paso para empresas que todavía no se han lanzado, al tiempo que puede permitir visualizar el compromiso empresarial en la comunidad. Las empresas, incluso pequeñas, puede ser una aliada para contribuir de manera muy concreta a hacer llegar los ODS a la ciudadanía ya sus equipos de personas.

Ejercer la ciudadanía no debe limitarse a ejercer el voto o a proclamas difusas sobre implicación sino que se debería concretar en la cuotidianeidad, en la proximidad, en cosas prácticas y reales que forman parte del día a día. Y sin duda esta implicación se debe focalizar en aquello que es importante para las personas y para el mundo. Y hoy abordar los retos planetarios desde nuestro edificio ya es una necesidad. ¿Quién no querría ser un vecino positivo o vecina positiva?


Josep Maria Canyelles. Experto en RSC y presidente de TSR SCCL

0 comentaris: