1.10.20

La cosmética, un sector de marcas, sólo será sostenible con una responsabilidad profunda ante la sociedad

  • Vector5 aporta un sentido estratégico de la responsabilidad social para el sector Beauty en el evento de referencia del sector.
  • Canyelles afirma que no se puede jugar a hacer activismo empresarial sin un propósito empresarial y una gestión de la RSE que confiera consistencia.

El Beauty Cluster Barcelona ha organizado la Beauty Sustainability Week entre los días 28 de septiembre y 2 de octubre con el objetivo de compartir las novedades y soluciones que se están aplicando en el ámbito de la sostenibilidad y la RSC en el sector de la belleza, dando a conocer de primera mano ejemplos de iniciativas de diferentes tipos de empresa y como están implementando sus proyectos relativos a sostenibilidad.

Vector5 ha participado en el evento durante la conferencia sobre Innovación desde la propia concepción de producto, donde se remarcaba la importancia de la RSC como herramienta para aportar valor a las organizaciones. Existen aspectos a tener en cuenta para mejorar la sostenibilidad de la empresa como la ecoinnovación, el desarrollo sostenible, el ecodiseño, la obtención de materias primas...

Si para todas las empresas grandes o pymes la responsabilidad social será cada vez más relevante, para las marcas será fundamental, según ha justificado Josep Maria Canyelles, socio consultor de Vector5, por lo que este enfoque de gestión se convierte en estratégico.

Para el experto, entre los cinco vectores de la RSE que marcan los impactos de las empresas, económico, social, laboral, ambiental y buen gobierno, actualmente se dan tres grandes tendencias que las empresas líderes en cada sector están abordando con determinación. Por un lado la empresa saludable, que pone el foco en las personas, por otro lado la economía circular, que integra retos ambientales así como también de eficiencia económica, y finalmente el buen gobierno como gran vector que da consistencia a todo el resto y que acoge el liderazgo ético, los valores corporativos, la transparencia o el diálogo con los grupos de interés.

 

En cuanto a los cambios en materia ambiental y en concreto en economía circular, Canyelles ha hecho notar que para el sector de la cosmética el packaging ha sido fundamental desde una óptica de marketing y de apoyo a la marca, mientras que ahora la tendencia es minimizar la envoltura. Las marcas deben encontrar nuevas maneras de hacer consistente y significativa la marca por medio de nuevos caminos, entre los que aparece el propósito empresarial e incluso el activismo empresarial.

Canyelles ha mostrado algunas metodologías propias innovadoras para abordar estos retos que parten de entender el enfoque de gestión de la RSE como parte de la estrategia empresarial que a la vez debe estructurarse como una mejora continua. Vector5 hace uso de Pautas de Progreso de Responsabilidad Social en la lógica empresarial o sistemas de causa-efecto con el uso de mapas estratégicos. Y también ha mostrado iniciativas que se han creado para activar las personas de los equipos en el compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y que permitan al mismo tiempo desarrollar habilidades sociales en las personas.

Vector5 acompaña a empresas del sector Beauty para dotarse de un enfoque estratégico de la sostenibilidad basado en modelos progresivos de responsabilidad social que abordan los diferentes vectores de impacto con criterios dinámicos de materialidad. Canyelles ha destacado que no se pueden abordar buenas prácticas sin criterio, sin saber por qué unas y no otras, o que no se puede jugar a hacer activismo empresarial sin un propósito empresarial que modele un relato consistente y sin una gestión de la RSE que aporte unas bases sólidas.

Ver vídeo: 

0 comentaris: