11.8.14

Respuesta a: Queja a la empresa de estudios de opinión Simple Lógica @simplelogica #sociopacto

En relación con la queja expuesta hace unas horas (Queja a la empresa de estudios de opinión Simple Lógica @simplelogica #sociopacto) he recibido esta amable respuesta a la que he dado cumplido retorno. Transcribo aquí las dos:


Estimado señor Canyelles:

En primer lugar quería agradecerle sinceramente su colaboración contestando nuestra encuesta.

Efectivamente nos gustaría poder atender a cada persona en la lengua cooficial que se habla en la Comunidad Autónoma en la que resida, ya sea: Galicia, País Vasco, Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares o cualquier otra. Sin embargo el castellano es la lengua común a todos, y es está la que utilizamos por una mera cuestión operativa.

Cuando nuestro entrevistador le ha preguntado en inglés, lo único que pretendía era darle a usted la posibilidad de que respondiera en otro idioma distinto. Y de hecho, nuestro entrevistador ha mostrado iniciativa al brindarle la opción de responder en el otro idioma que conocía, el inglés.

No obstante le agradecemos mucho su comentario y tomamos nota.

Atentamente,

XXX
Directora del estudio
-Simple Lógica-


Respuesta:

Le agradezco su rápida respuesta a la vez que lamento las consideraciones políticas que nada tienen a ver con la gestión de una empresa, y más si se orienta a la calidad y a la responsabilidad para con la sociedad. Remarco la palabra "políticas", porque desde su globo quizá no se den cuenta de la carga política que tiene su comportamiento.

Su lista de Comunidades Autónomas pretende mostrar la enorme dificultad ante una lista tan larga. Ustedes saben las lenguas que hay, y otra cosa es si hacen caso de políticos que precisamente quieren provocar eso a lo que ustedes consienten: ante tantas lenguas y tanto conflicto mejor nos quedamos con la única lengua que propugna el Estado, y más ahora que encima ha nacido una nueva lengua, el Lapao, que ya no es el catalán hablado en Aragón. Su seguidismo es una actitud política. Sigan a las universidades, por ejemplo.

La Constitución expresa que en el Estado hay distintas nacionalidades (palabra que los militares impusieron para evitar reconocer la evidencia de distintas naciones). ¿Pueden dar cuenta de cómo su empresa gestiona en el marco de su responsabilidad ante la sociedad el respecto a esa realidad social, histórica, constitucional (y lo más importante, de voluntades)? ¿O simplemente se limitan a adoptar el criterio de los partidos políticos mayoritarios? Eso sería hacer política.

Por otra parte, en el marco de su responsabilidad social, su empresa puede informar de cuales son los criterios, y pueden encontrar un enfoque adecuado. Seguramente nadie les pide que tengan personas preparadas para hablar en cada variante o dialecto... Deberían tener la inteligencia empresarial y social para poder comprender qué se les pide desde cada sociedad distinta. Y en Cataluña, el respeto a la identidad y a la lengua es fundamental, sobretodo por los intentos históricos y presentes de eliminarla o convertirla en residual. Si no son conscientes de cual es la realidad y la sensibilidad de las sociedades en las que operan lo tendrán difícil para entender las razones de mis razonamientos. Pero es que ustedes se dedican a análisis de opinión y estudios sociológicos... ¿qué les tengo que explicar que no tuvieran que tener muy interiorizado?

No es mi problema ni el de los ciudadanos si empresas como la suya no saben gestionar correctamente la diversidad. Detrás de su comportamiento corporativo subyace un mensaje: "esa complejidad es excesiva para nuestra empresa, de manera que sólo vamos a respetar a las identidades que dispongan de un Estado". Y aquí si que yo tomo -como ustedes- actitud política. Porque el problema no es solo de un Estado agresivo con la diversidad, sino de la falta de empresas que actúen como empresas, respetando la diversidad de manera sensible e inteligente y no dejando en manos de los políticos la gestión de la diversidad.

Si su llamada hubiera sido para formular una oferta comercial sí que hubiera tenido que atenderme en la lengua oficial que yo escogiera. Es cierto que para una encuesta no tienen ninguna obligación legal. Si su encargo era para la UE, también pueden excusarse fácilmente en el hecho que la lengua catalana no tiene rango de oficialidad. Es cierto, tanto como lo es la rareza que supone que una lengua con 11 millones de hablantes en cuatro países europeos no tenga el reconocimiento que sí tiene el maltés con 200.000 o muchas otras lenguas de menor demografía que la catalana. Pero el gobierno español se niega al reconocimiento del catalán para evitar la imagen poco española que daría España... Y luego empresas como la suya pueden dar apoyo a esta política de discriminación activa.

Vayan haciendo estudios de opinión, a ver si comprender porque he perdido unos minutos de mi tiempo intentado transmitirles una reflexión. Y así si les encargan un estudio sociológico bien pagado sobre si los catalanes nos sentimos españoles, ya tendrán las conclusiones elaboradas.

Atentamente, 

Josep Maria Canyelles

0 comentaris: