2.10.11

La torre de control del aeropuerto de Córdoba

La política (en el sentido partidista) genera grandes ineficiencias en la administración pública. Y entiéndase que actúo en defensa de la política, de aquella práctica que es responsable, ética y que ayuda a crear valor para todas las partes.

Durante la dictadura franquista, los camiones de la factoría catalana de Pegaso salían hacia Madrid en una hilera medio fantasma ya que iban sin la cabina. Es decir, los conductores, tenían que ir perfectamente abrigados para superar los 600 km y el aire frío. El motivo es que la cabina se tenía que montar en Madrid para poder decir que los camiones salían de la capital de España y no de Cataluña.

Estas anécdotas de máxima ineficiencia no son parte del pasado ni de las dictaduras. También pasan cosas parecidas hoy en día. De hecho, el tren de alta velocidad es la más grave, pero hay otras más divertidas, si no fuera porque lo pagamos entre todos:
En 2008 se construyó la torre de control del aeropuerto de Córdoba, que costó más de un millón de euros. Ha tenido todos los equipos encendidos y funcionando durante dos años sin ningún controlador y sin ninguna previsión de poner personal. Como no servía de nada, hace un mes se decidió desmontarla y llevarla a Sevilla, donde tal vez sería útil. La desmontan, la meten a cinco camiones, le ponen una escolta y la envían a Sevilla.

Entonces alguien llama a la ministra, ex alcaldesa de Córdoba. Ella llama al ministro Blanco, y éste le dice que cómo puede ser que desmonten la torre durante un periodo electoral, que después de los hechos de Castellón serán el hazmerreír de todos. El ministro llama al director de los aeropuertos y le dice que devuelvan la torre en Córdoba. Los camiones hacen media vuelta antes de llegar a Sevilla. Vuelven a montar la torre en el aeropuerto de Córdoba, sin poner en marcha ningún equipo. Esperan que hayan pasado las elecciones para volver a desmontar.

Para justificar los gastos enormes que han hecho, dicen que habían desmontado la torre para enviarla a Sevilla para revisarla y que había vuelto. Para ellos es más barato trasladar la torre que hacer ir un técnico de mantenimiento.
Podéis ver el correlato en el Diario de Córdoba

0 comentaris: