31.10.11

El European Charter ya no actuaría en defensa de la #lengua catalana si Cataluña fuese independiente

Estrasburgo. El motivo es que en una Cataluña con Estado propio ya no haría falta defender el catalán según el European Charter for Regional or Minority Languages. Pero según afirma su representante, Simone Kingle, el catalán no desaparecería del radar del Charter porque se protegería como lengua minoritaria en las otras zonas del Estado español donde se habla (País Valenciano, Islas Baleares, zonas de Aragón y Murcia).

La situación de la lengua catalana no tiene precedentes en Europa y vive una historia única de éxito según el consejo europeo de lenguas regionales y minoritarias, un organismo que tiene el objetivo de "proteger y promover lenguas regionales o minoritarias como un aspecto amenazado del patrimonio cultural de Europa".

El catalán es una lengua excepcional en comparación con otras lenguas minoritarias y regionales de Europa, asegura Klinge en una entrevista. De hecho, la experta aclara que la lengua propia de Cataluña es la más hablada de todas las minoritarias de Europa. Según esta representante del European Charter for Regional or Minority Languages, el catalán es una lengua muy vital en Cataluña porque se puede utilizar en casi todos los dominios de la vida pública.

Según Klinge, el catalán tiene una buena salud porque, entre otras razones, se habla en áreas urbanas, mientras que otras lenguas regionales o minoritarias mayoritariamente se hablan en el campo. De hecho, la situación de la lengua catalana es diferente porque también recibe el apoyo de la élite intelectual y política del país, un elemento que aumenta el prestigio y el estatus de la lengua, y demuestra que es deseable hablarla y aprenderla. Con todo, alerta de que todavía hay retos, como su presencia débil en el campo de la justicia  y en la administración del estado en Cataluña.

El catalán en una Catalunya independiente

Según Klinge, si Catalunya fuera independiente, el catalán ya no entraría en el ámbito de trabajo del organismo europeo. El organismo de Klinge trabaja con lenguas minoritarias o regionales, una definición complicada y que despierta problemas, especialmente en casos como el del catalán, que sin lugar a dudas, tiene más hablantes que algunas de las lenguas oficiales de la Unión EuropeaEl catalán es una lengua protegida por el organismo porque entra dentro de nuestra propia definición de una lengua regional o minoritaria, que se basa en el número de hablantes en relación con toda la población de un estado, y no en términos globales .

En este sentido, si Catalunya fuera independiente, el catalán se consideraría lengua mayoritaria  y en todo caso el organismo debería analizar qué rol se otorgaría al castellano, el aranés o incluso los hablantes de lenguas como el árabe, que ya entran en el radar de protección del Charter dentro del Estado español. Pero todo esto son sólo hipótesis, explica Klinge, quien cree que Cataluña debería estudiar si, por ejemplo daría estatus cooficial al castellanoCon todo, apunta a que tener un estado propio no garantiza que una lengua deje de estar amenazada, tal y como demuestran algunos de los nuevos países surgidos de la antigua Unión Soviética o la misma Irlanda.

Por su parte, el portavoz comunitario de Educación, Cultura, Multilingüismo y Juventud, Dennis Abbott, manifestó: El catalán no está entre las 23 lenguas oficiales de la UE, a pesar de ser la novena más hablada, y Bruselas recuerda que es el gobierno español quien lo tiene que pedir. Expresado más gráficamente: los hablantes de la quinta lengua más hablada de Europa no quieren que los hablantes de la novena más hablada tengan los mismos derechos, y aceptan que todas las demás, hasta la vigésimo tercera más hablada (el Maltés con 200.000h) tenga más derechos.

0 comentaris: