27.6.10

Reportaje en el Periódico: Conciliar para procrear

Conflicto demográfico | MECANISMOS PARA CONTRARRESTAR EL ENVEJECIMIENTO DE LA POBLACIÓN
  • Los expertos defienden las medidas que se aplican en Francia frente al sistema de los países nórdicos 
  • La compaginación del horario laboral y el familiar se erige en un pilar clave para fomentar la natalidad 
El horario laboral propicia la bajada de la natalidad

La natalidad ha caído en Catalunya y España por primera vez en una década. Las razones de esa bajada del 5% en el 2009 respecto del año anterior son tres: la crisis, el descenso de los embarazos en las inmigrantes debido al tsunami económico y la disminución del número de mujeres autóctonas de entre 25 y 35 años, edad clave de la fecundidad. Pero más allá del análisis coyuntural se reabre una reflexión que apunta directamente a la estructura social: ¿qué está fallando para que este país ocupe año tras año los últimos puestos en cuanto a hijos por habitante? En opinión de diversos expertos, son varios factores los que influyen, entre los que destaca la debilidad de las políticas de conciliación laboral y familiar. [continuar leyendo en el Periódico: Sin conciliación, sin hijos]
En este último enlace, Francisco Loscos, profesor del Departamento de Dirección de Recursos Humanos de ESADE, aporta unas reflexiones interesantes:
Los datos conocidos esta semana sobre la caída del 5% de la tasa de natalidad en el 2009 abren una interesante reflexión sobre las causas que la han generado. Por un lado, desde la perspectiva sociodemográfica se exponen criterios que tienen que ver con la disminución de nacidos de madres extranjeras, la reducción del número de mujeres en edad fértil y el descenso de enlaces matrimoniales. Por otro lado, la crisis y la elevadísima tasa de desempleo son las principales causas desde la vertiente económica.

Y ahora, desde algunos sectores, se incorpora una tercera perspectiva, la empresarial, y surge cual ave Fénix una nueva causa: la deficitaria conciliación de la vida personal y la profesional. Y se abre el telón de un apasionante debate... Siendo esa conciliación una cuestión absolutamente trascendente, ¿tiene un grado de criticidad tan importante como para incidir en la tasa de natalidad? Desde mi punto de vista, no. No conciliar tiene efectos perversos sobre las dinámicas sociales, pero no incide en la decisión más importante de la vida.

No obstante lo anterior, permítanme invitarles a una reflexión. La Asociación Europea de Dirección de Personas (EAPM) y el Boston Consulting Group realizan un estudio sobre las cuestiones más críticas que deberán abordar las empresas en Europa para poder competir en el futuro. Responden a ese estudio cerca de 1.500 directivos de casi 30 países, y el resultado es que la conciliación está en el top 5 de los factores críticos, junto a la gestión del talento y la gestión del cambio. [continuar leyendo en Más conciliación, más productividad]

Edició ImpresaEn otro enlace podrán encontrar este gráfico donde sorprende especialmente la cuestión recurriente de los horarios: mientras que a las 5 de la tarde muchos ciudadanos europeos están saliendo del trabajo, por debajo de los Pirineos muchas personas están apenas entrando de nuevo después del comida.


0 comentaris: