20.2.13

Yo no quiero decrecer; quiero crecer de otra manera!

Ciertos sectores alternativos al actual modelo económico hablan del decrecimiento como propuesta que nos debe permitir superar el estadio de agotamiento donde hemos llegado. El decrecimiento vendría impuesto por los límites al crecimiento, ya que no es posible el crecimiento económico continuo en un planeta limitado. Extraigo esta cita de la wikipedia :
El decrecimiento es un concepto político, económico y social que se opone al relativo consenso político actual sobre el crecimiento económico. El término decrecimiento nace en la década de 1980 - en parte a través de la tesis de Nicholas Georgescu-Roegen - y por la toma de conciencia de las consecuencias del consumo de recursos naturales por encima de su generación natural en que se basa la sociedad de consumo (que deriva de un sistema liberal o socialista ). 
Debo confesar que hay en la propuesta un elemento que me incomoda. Quizá se debe a razones estrictamente del lenguaje, pero una palabra que exprese un sentido negativo lo tiene difícil para imponerse. ¡Ya tengo bastante defendiendo el sector NO lucrativo o NO gubernamental, o sintiéndome de una nación SIN estado, para apuntarme a otro carro que se expresa en negativo!  
 
Ya sé que sus defensores argumentan el sentido positivo: sería como cuando un río se desborda y todos deseamos que decrezca para que las aguas vuelvan a la normalidad. No es algo negativo, sino necesario. Todo lo que queráis pero la morfología de la palabra tiene un componente que lo hace negativo.  
 
Más que buscar una palabra que haga trampa, creo que la clave radica en el sentido de la propuesta. No se trata de hacer decrecer la economía sino de cambiar los indicadores. No es que tengamos que decrecer, es que debemos crecer en economía responsable, debemos crecer en generación de capital social, debemos crecer en innovación social y sostenible...  
 
El colmo ya es cuando se quiere representar con un caracol. Debemos correr más, no menos, pero correr en aquellos factores que nos harán ser una economía más sostenible. Debemos repensar una economía que cree más valor consumiendo menos recursos, y que entienda que el valor son muchas otras cosas que el dinero.  
 
Expandamos la responsabilidad social en todas las organizaciones, construyamos una economía del Bien común, cambiemos la fórmula del PIB, introduzcamos otros indicadores en la consideración de creación de valor, desarrollemos modelos de proximidad, innovemos socialmente, seamos sostenibles, acabemos con la obsolescencia programada, fomentemos la satisfacción de necesidades reales y no la creación hasta el absurdo de nuevas necesidades... lo que convenga, pero busquemos palabras positivas, por favor!

0 comentaris: