17.2.13

¿Ir más allá de la RSE?

A menudo oigo personas con visiones idealistas sobre el mundo de las empresas y las organizaciones que afirman que hay que ir más allá de la Responsabilidad Social (RS, RSE, RSC ...).

Puedo compartir el deseo si entendemos que lo que quisiéramos es que las organizaciones incorporaran de manera muy profunda y radical ciertos valores humanísticos, éticos, sociales...

Entiendo también que tras esta manera de expresarlo hay una constatación: las empresas que integran la RS no se corresponden a aquellas que han integrado la ética de una manera profunda, y son un tipo de empresas que juegan más a medios términos y a mejorar su imagen.

Sobre esto quiero opinar. Y lo haré de manera muy esquemática.

a) No podemos pedir a la RS más de lo que puede dar. La RS pretende que una empresa u organización incorpore la gestión de su responsabilidad. Y eso ya es mucho. Es una metodología, y es cierto que una organización puede hacer uso de esta metodología sin un convencimiento real, pero es un primer paso y muy importante, que permite quitar miedos y darse cuenta del potencial que incorpora una buena gestión de estas materias .

b) Cuando en un discurso alguien se carga de manera fácil la RS, creo que no se da cuenta del mal servicio que está haciendo al progreso de estos enfoques. No todas las empresas pueden aspirar hoy por hoy a un modelo centrado en profundidad en valores humanísticos, de manera que puede ocurrir que se esté proclamando un modelo muy restringido, al alcance de muy pocas empresas y dejando a todas las demás desamparadas de un modelo que les permita el progreso en esta materia.

c) Es cierto que la RS puede parecer que tiene poco glamour, es una mera metodología, no es una aspiración de máximos. Pero en cambio debería ser una base necesaria para muchas más empresas, y también para esas que identificamos como más comprometidas en valores. Sin una gestión de la RS puede haber empresas líderes en valores pero que no dialoguen con grupos de interés, que no identifiquen correctamente la materialidad, o que puedan cumplir las normas legales a la carta...

Por tanto:

1) Podemos considerar que con la RS no es suficiente, que aspiramos a más. Para hacer esta declaración no es necesario cargarse la RS. Al contrario, cuantas más empresas haya que hagan RS más habrá que lleguen a la excelencia social. Pero sin olvidar que las empresas más sobresalientes en humanismo también deben gestionar la RS y no considerarla un implícito.

2) Debemos ser cuidadosos con el uso de la RS, y no aceptar que se haga un uso meramente propagandístico. Si una empresa hace un mal uso, limitándose a hacer memorias marketianas sin una pizca de autocrítica y sin una voluntad de mejora real, debemos hacer notar que algunas empresas hacen un mal uso de la RS, no que la RS no sirva.

Josep Maria Canyelles
Responsabilitat Global / Vector 5
17 de febrero de 2003

Artículo publicado en Diario Responsable
Article publicat a Jornal.cat

0 comentaris: