18.10.11

La cua de / La cola de: "No se olvide de apagar el wi-fi por la noche"

[ca] Aquest article que vaig referenciar fa uns dies (11.10.11 "No se olvide de apagar el wi-fi por la noche") ha provocat debat en alguns àmbits de la xarxa. Sense anar més lluny, en una comunitat de tecnòlegs on hi sóc convidat s'ha viscut amb passió la crítica a l'alarmisme aportat per la notícia, alhora que han remarcat que els estudis científics no diuen això. Aprofito per deixar escrites aquí les aportacions que hi he fet:

[es] Este artículo que referencié hace unos días (11.10.11 "No se olvide de apagar el wi-fi por la noche") ha provocado debate en algunos ámbitos de la red. Sin ir más lejos, en una comunidad de tecnólogos donde estoy invitado se ha vivido con pasión la crítica al alarmismo aportado por la noticia, al tiempo que han remarcado que los estudios científicos no dicen eso. Aprovecho para dejar escritas aquí las aportaciones que he hecho:
  • Convé tenir present que quan una malaltia no es reconeix representa que no hi ha malalts d'aquella malaltia. I conec gent que no pot estar al costat d'un wifi i que han de demanar als veïns que no en tinguin (persones amb hipersensibilitat química i elèctrica). Si hi ha gent que els afecta tant i els produeix dolor intens.... encara que els altres no ho podem percebre, no és possible que alguna afectació tingui? Jo apostaria per un criteri de prudència, sense deixar-se endur per l'alarmisme. 
  • Según las últimas estimaciones para las sociedades modernas la población electrosensible oscila ya entre el 3 y el 5%, lo que eleva a unos 13 millones el número de europeos que sufren este mal. En Suecia, primer país que aceptó la electrosensibilidad como causa de baja laboral (invalidez física), la cifra de afectados se eleva a 290.000. 
  • Podeu mirar a http://www.electrosensibilidad.es/. Desconec la qualitat científica que té però em sembla que el que s'hi diu està ben documentat.
......

[ca] Crec que la ciència (i la tècnica) són un fonament central en el desenvolupament de la societat. Però la cienciacràcia és perillosa. Per damunt de la ciència ha d'haver-hi la prudència, el sentit comú, i també la política per a poder aplicar aquest màxim interès públic. Per desprestigiada que estigui la política, té el deure de fer valer el criteri d'interès general i de prudència, i de protecció dels més febles...

I encara més: caldria que l'ètica prevalgués per damunt. I avui l'ètica s'ha de fer operativa en el món de les organitzacions per mitjà de la responsabilitat social. Sense tot això, una ciència descontrolada (o controlada per grans interessos econòmics) pot ser un perill.

En una societat complexa, no hi ha una resposta clara a qui controla a qui... però ha d'haver-hi xarxes de control mutu que permetin una correcta governança de la complexitat. Però no es podem acceptar l'imperi de la raó perquè cadascú té les seves raons i els seus interessos.

Per a la ciència/tècnica les centrals nuclears eren absolutament segures. Quan hi ha una desgràcia aleshores resulta que és que hi havia imponderables. El científic dirà que el risc és sols de l'1% -per dir alguna cosa. L'interès empresarial dirà que això és pot assegurar. I és la societat per mitjà de la política qui ha de decidir si vol assumir el risc (i aleshores, els científics a callar perquè ha parlat la sobirania popular). 

Quants productes comercials venen avalats per presumptes investigacions portades a terme per una Universitat...?  Ja sabem que les universitats tenen necessitat de finançar-se, oi? És avui dia un aval universitari un aval científic absolut, o és sols una part de la veritat? Relativitzem-ho, sobretot en universitats que no gestionen la RSU (Resp.Soc. Univ) i no poden verificar cap procés de gestió ètica o socialment responsable.

Quants estudis científics en camps delicats treuen conclusions absolutament divergents? Finalment s'acaba imposant l'opció que té més investigacions que l'avala i que coincideix amb la que s'han destinat més diners a finaçar-la. En els origens de la SIDA hi ha proves d'això.

Finalment hi ha el paper dels professionals o científics. Avui dia, amb tot el que ja sabem... puc confiar que hom compleixi el codi deontològic de la professió si l'empresa no ha codificat l'ètica, si no gestiona l'RSE, si no té canals per a exigir als seus professionals el compliment dels codis ètic corporatiu i deontològic professional?

Per cert, procuro no ser extrem. Tinc wifi, el tanco per la nit, procuro airejar de tant en tant. 

Veredicte: grans responsabilitats penals per a persones físiques i jurídiques quan s'hagi incorregut en un risc per a la salut sense estudis concloents (amb tota la provisionalitat que puguin tenir), si es pot demostrar que s'ha encarregat un resultat, o s'ha ocultat informació a la societat, o s'opera al marge de la llicència social. 


[es] Creo que la ciencia (y la técnica) son un fundamento central en el desarrollo de la sociedad. Pero la cienciacràcia es peligrosa. Por encima de la ciencia ha de haber la prudencia, el sentido común, y también la política para poder aplicar este máximo interés público. Por desprestigiada que esté la política, tiene el deber de hacer valer el criterio de interés general y de prudencia, y de protección de los más débiles ...

Y aún más: sería necesario que la ética prevaleciera por encima. Y hoy la ética debe hacerse operativa en el mundo de las organizaciones mediante la responsabilidad social. Sin todo esto, una ciencia descontrolada (o controlada por grandes intereses económicos) puede ser un peligro.

En una sociedad compleja, no hay una respuesta clara a quién controla a quién ... pero debe haber redes de control mutuo que permitan una correcta gobernanza de la complejidad. Pero no se puede aceptar el imperio de la razón porque cada uno tiene sus razones y sus intereses.

Para la ciencia / técnica las centrales nucleares eran absolutamente seguras. Cuando hay una desgracia entonces resulta que es que había imponderables. El científico dirá que el riesgo es sólo del 1%-por decir algo. El interés empresarial dirá que esto se puede asegurar. Y es la sociedad mediante la política que debe decidir si quiere asumir el riesgo (y entonces, los científicos a callar porque ha hablado la soberanía popular).

¿Cuántos productos comerciales vienen avalados por presuntos investigaciones llevadas a cabo por una Universidad ...? Ya sabemos que las universidades tienen necesidad de financiarse, ¿verdad? ¿Es hoy día un aval universitario un aval científico absoluto, o es sólo una parte de la verdad? Relativizemoslo, sobre todo en universidades que no gestionan la RSU (Resp.Soc. Univ.) y no pueden verificar ningún proceso de gestión ética o socialmente responsable.

¿Cuántos estudios científicos en campos delicados sacan conclusiones absolutamente divergentes? Finalmente se acaba imponiendo la opción que tiene más investigaciones que la avala y que coincide con la que se han destinado más dinero a financiarla. En los orígenes del SIDA hay pruebas de ello.

Finalmente está el papel de los profesionales o científicos. Hoy en día, con todo lo que ya sabemos ... ¿puedo confiar en que se cumpla el código deontológico de la profesión si la empresa no ha codificado la ética, si no gestiona la RSE, si no tiene canales para exigir a sus profesionales el cumplimiento de los códigos ético corporativo y deontológico profesional?

Por cierto, procuro no ser extremo. Tengo wifi, el cierro por la noche, procuro airear de vez en cuando.

Veredicto: grandes responsabilidades penales para personas físicas y jurídicas cuando se haya incurrido en un riesgo para la salud sin estudios concluyentes (con toda la provisionalidad que puedan tener), si se puede demostrar que se ha encargado un resultado, o se ha ocultado información a la sociedad, o se opera al margen de la licencia social.

.....

¿No hay un término medio más racional?

He mirado el blog Desmontando a la Fundación para la Salud Geoambiental(Migui.com)... uf! mi sensación es que Migui debe ser un gran científico pero también un ejemplo de fanático, como existen en las dos partes.
Con un poco menos de ingenuidad deberíamos observar a los científicos (no hablo de la Ciencia sino de quienes la desarrollan) o a los que se basan en ella bajo el prisma de sus intereses. 
Los de Geosanix y la falta de objetividad por parte de esos periodistas me parece de escándalo. No se puede crear alarmismo ni dar credibilidad absoluta y no contrastada en quien tiene intereses económicos (falta responsabilidad social de los medios de comunicación).

Pero el caso de Migui no deja de ser también tremendo. Es de los fanáticos para quien lo que la ciencia no ha demostrado no existe. Se debe referir a lo que el estado actual de la ciencia ha demostrado. No hacer estos matices ya conlleva fanatismo. Un fanatismo que le impide pensar que los que padecen efectos de las radiaciones pueden ser verdad. Si ningun estudio lo ha provado es que se lo inventan. Uno dice que debe ser pisicosomático. Ya sólo falta que alguien diga a la hoguera con ellos. Con ellos la ciencia ya estaría acabada en el estado actual de perfección. Y si acaso aceptan que la ciencia progresa, nunca aceptarán lo que no esté probado en un momento determinado. Ni como sospecha, ni como duda, ni como hipótesis quizás.

Hace unos días, relativicé las posturas en función de los intereses que hay detrás. Cuando me dice que hay muchos estudios que demuestran que las radiaciones son inocuas, la pregunta correcta es cuanto dinero se ha destinado a estudios destinados a probar una cosa y cuanto a la otra. Porque no habrá alguien tan ingenuo que se crea que los estudios sobre estos temas se hacen para descubrir la verdad... Si fuera por este señor todavía el tabaco no causaría cancer, como afirmaban los estudios científicos de hace décadas.

Migui, como otros, no está haciendo solamente de científico. Va más allá. Metacientífico o prepolítico... Quiere gobernar con su ciencia, una ciencia de laboratorio que se niega a escuchar a los que sufren por algo que todavía no tiene explicación científica, todavía no se ha encontrado la causalidad. 

Uno le dice: Migui, no pierdas el tiempo. No hay peor sordo que el que no quiere oír… ¿A quién le importa la opinión de un físico sobre las leyes de la física? 


Claro. ¿Y a quien le importa la sensación o la intuición de un ciudadano no científico pero que se preocupa por su calidad de vida? Que se espere hasta que un científico descubra si lo que le pasa tiene causa real o es sólo una manía... Y que no proteste porque los científicos tienen demasiado trabajo en los proyectos para los que les pagan. 

Mientras que lo tiene fácil para desprestigiar a sus críticos cuando demuestran pasión sin poco conocimiento, no aporta respuestas cuando alguien le aporta datos como estos:
aina dice:
He leído todos vuestros comentarios. Os adjunto algunas aportaciones que creo pueden ser interesantes para contrastar algunos puntos:
- Evidentemente hay una gran controversia acerca de si los CEM de alta frecuencia (telefonía móvil, wiffi, inalámbricos DECT, …) afectan a la salud, y si es así, determinar el grado de afectación, no sólo entre la población general, sino en el mismo seno de la comunidad científica. Si consultáis la literatura científica, podéis encontrar más de 1500 artículos (en revista de impacto) que indican una asociación y describen qué síntomas y patologías ven asociadas. Podéis consultar en la base científica de publicaciones pubmed, pero si queréis ir directamente a la relación de artículos están indexados en http://www.bioiniciative.org
- A raíz de estos estudios que encontraréis en la web de bioiniciative, el Parlamento Europeo, el pasado 4 de septiembre del 2009, dictó una resolución que insta a revisar el Plan de Acción Europeo sobre Medio Ambiente y Salud 2004-2010, concretamente (ya que es el punto que nos atañe), en lo referente a los campos electromagnéticos. La evidencia es que hay un incremento de patología oncológica, y se constata un incremento de factores de riesgo ambientales (que hace unos 50 años sin ir más lejos no existían en las dosis a las que actualmente podemos estar expuestos).
Adjunto una pequeña síntesis, aunque podéis encontrar la notícia en:http://www.europarl.europa.eu/news/expert/briefing_page/33692-245-09-36-20080708BRI33691-01-09-2008-2008/default_p001c023_en.htm
“Constata que los límites de exposición a los campos electromagnéticos establecidos para el público son obsoletos, ya que no han sido adaptados desde la Recomendación 1999/519/CE del Consejo, de 12 de julio de 1999, relativa a la exposición del público en general a campos electromagnéticos (0 Hz a 300 GHz), lógicamente no tienen en cuenta la evolución de las tecnologías de la información y la comunicación, las recomendaciones de la Agencia Europea de Medio Ambiente o las normas de emisión más exigentes adoptadas, por ejemplo, por Bélgica, Italia o Austria, y no abordan la cuestión de los grupos vulnerables, como las mujeres embarazadas, los recién nacidos y los niños. Pide, por tanto, al Consejo, que modifique su Recomendación 1999/519/CE, con el fin de tener en cuenta las mejores prácticas nacionales y fijar así valores límite de exposición más exigentes para todos los equipos emisores de ondas electromagnéticas en las frecuencias comprendidas entre 0,1 MHz y 300 GHz”.
- Resultan también interesantes (y fuera de la norma) las recomendaciones expresadas en el Informe emitido por la cámara de médicos de Viena, para informar al pueblo austríaco de las consecuencias de la telefonía móvil en la salud, aportando consejos prácticos para hacer uso de esta tecnología: Arztekammer für wien
- Respecto a la moratoria de la biblioteca de Paris, así como de la de Sainte-Geniève, del Comité de Higiene y Seguridad de la Universidad Censier-Sorbona de París, … de no implementar wifi, no es cuestión de miedo, sino más bien un interés de la ministra de sanidad (del mismo modo que la del directico británico) de investigar antes de actuar, como medida de prevención de la salud de la población, ya que según indican sus expertos consultados, y de nuevo basados en los citados 1500 artículos científicos, lo que no está probado es que sea una tecnología “inocua” para la salud. Y lo importante es que no se priva de las nuevas tecnologías a nadie, el cable permite tener las mismas prestaciones, sin riesgo (aunque resulte más costoso cablear miles de metros de instalaciones).
- Respecto a la sensibilidad a los CEM (de baja y alta frecuencia), más de lo mismo, artículos en pro y otros en contra. Como habéis citado los que no consideran la existencia de una asociación, os remito a los estudios de un investigador y reconocido experto en nuestro país sobre enfermedades ambientales emergentes, el Dr. Fernández Solá, de Medicina Interna del Hospital Clínico de Barcelona. A día de hoy, es un referente en esta materia. Podéis consultar una de sus publicaciones en español en http://www.doyma.es: “sensibilidad química y ambiental múltiple”. Jano, sep 2007: 14-20. Como sabréis, entre las patologías emergentes asociadas al medio ambiente, están entre otras muchas, la SQM (sensibilidad química múltiple) o la FC (fatiga crónica), a día de hoy de etiología controvertida, a pesar que cada vez hay más investigación al respecto. Si consultáis este artículo, veréis que en la tabla II, se relacionan las principales intolerancias ambientales, y en la lista aparece –cito textual: “exposición a las ondas eléctricas –redes o conducciones eléctricas, telefonía,…”. La experiencia en estas patologías es que eliminando las fuentes de campos eléctricos alternos (50Hz) y magnéticos de baja y alta frecuencia, se observa una mejoría de las pacientes (la mayoría de las afectadas son mujeres).
- Interesante señalar, que como al principio, cuando empezaron a llegar a la consulta médica personas que referían fatiga, y tras las analíticas bioquímicas no se encontraba ningún parámetro alterado, se remitían al especialista en psicología o psiquiatría (esto es psicosomático, se decía, y cosa de mujeres). La anécdota es, que en España, y ya de esto hace unos 20 años, el primer diagnosticado clínicamente como afectado de FC es un hombre (fue más creíble). Igual que la FC, la SQM, se ha estado relacionando con una base etiológica psicosomática, … pero porque no sabemos más, y por suerte ahí va llegando la investigación. Y sin salir del país, justo hace unos meses el equipo del Hospital de la Vall de Hebrón de Barcelona, bajo la dirección del jefe de neumología, el Dr. Orriols, publicaba en Journal of Neurological Sciences, “Brain dysfuntion in multiple chemical sensivity”, aportando luz al tema, que queda claro que de psicosomático poco.
- La electrosensibilidad, como bien comentáis, es una enfermedad orgánica incapacitante en Suecia, y países como Suiza, Italia, Rusia, China, Nueva Zelanda o Bélgica, son pioneros en adoptar medidas legislativas preventivas. Y a pesar de que han bajado los límites de los niveles de exposición para CEM-HF, o aportan recomendaciones para CEM-VLF, siguen disfrutando de las ventajas que nos ofrece la tecnología. En España hay algunos pueblos y comunidades que han adoptado niveles de exposición a HF más bajos, alejando las fuentes de la población, y todos tienen cobertura de móvil sin problema (por poner un ejemplo).
- Otro ejemplo, de cómo la ciencia permite que cambiemos de paradigmas: La glándula pineal pasó de ser una estructura que morfológicamente y funcionalmente se consideraba prácticamente “sin importancia”, a ser la causa de la creación y edición de dos nuevas publicaciones científicas. Como seguro conocéis, es el principal reloj biológico que sincroniza entre otras muchas funciones los ritmos circadianos, y podéis consultar el Journal Pineal Research para comprobar cómo se está relacionando los CEM de baja frecuencia (50 Hz en Europa), con la menor producción de melatonina (y no me extiendo en las propiedades de esta hormona, en el sistema inmune, de sus propiedades antioncogénicas,…).
- Podría continuar aportando datos, pero mi idea es: tecnología si, aplicando hábitos de uso más saludables, considerando las nuevas aportaciones que poco a poco nos ayudan a conocer más acerca de nuestro sistema biológico y de la interacción con el medio ambiente que no podemos negar ha cambiado (y mucho !!!) en las últimas décadas (y no es miedo, es sentido común e información).
- Respecto a la radiactividad, cierto es que la unidad del SI es el Sv, pero ello no invalida una medición en mRem; se hace la conversión y listo. Que la radiación ionizante tiene una problemática en la salud, creo que no hace falta aportar referencias científicas, ahí estamos todos de acuerdo. Aunque que quizás choca y es poco conocido que, la mayor fuente de radiactividad que recibimos la población proviene del suelo en el que están edificados las viviendas y de los materiales de construcción de las mismas. Lo podéis corroborar en fuentes del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el trabajo español, la EPA (Agencia mediambiental americana), incluso la OMS (que reconoce el radón como cancerígeno).
En España tenemos varios expertos del tema, y aunque podéis consultar la base científica pubmed, os animo a consultar uno de los últimos artículos publicados por el Dr. Quindos. Del Depto Fisica medica de la Facultad medicina de la Universidad Cantabria, “Comparative risk assessment of residential radon exposures in two radon-prone areas, Stei (Romania) and Torrelodones (Spain).” Sainz C, Dinu A, Dicu T, Szacsvai K, Cosma C, Quindós LS. Sci Total Environ. 2009 Jul 15;407(15):4452-60. Epub 2009 May 9.
Si ponéis las palabras clave “Quindos y radon” en pubmed os aparecen varias publicaciones que indican que en España, la segunda causa de muerte por cáncer de pulmón, está asociada a la inhalación de gas radón en los edificios residenciales. Evidentemente esto ocurre en las zonas que la geología del terreno (predominantemente granítica) potencia la exhalación de radón del subsuelo a la superficie y a los edificios. Podéis consultar también el Atlas de mortalidad por cáncer, que edita el Servicio de Epidemiología del Cáncer, del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III de Madrid, que así lo confirma. También podéis consultar como ya hay comunidades que han incorporado en sus normativas realizar estudio previos del terreno antes de construir para adoptar medidas técnicas constructivas a fin de prevenir, en pro de la salud de la población (ver norma habitat Galego, 2009). Podéis también consultar los estudios de la Universidad de Santiago, el Dr. Juan Miguel Barros, y el Mapa Marna y los consejos publicados por el Consejo de Seguridad Nuclear español.
En http://www.ncbi.nlm.nih.gov/sites/entrez encontraréis más información científica, pero hay un blog que la sintetiza en español: http://axanela.blogaliza.org/category/o-gas-radon-na-prensa/
- Otra cuestión en la observo que hay discrepancias con lo citado en el artículo de EFE, es en que una lámpara no encendida, no emite campo eléctrico. Aquí, no os remito a ningún artículo, sino a que lo comprobéis. En cualquier ferretería o tienda de bricolaje podéis comprar un buscacables (cuesta menos de 10€), y con él podéis probar qué pasa con cualquier lámpara o aparato eléctrico y conectado a la red, que tengáis en casa. La idea es que la corriente alterna (50 Hz), a pesar de tener el interruptor desconectado, sigue habiendo tensión eléctrica; simplemente es comprobarlo.
Que los campos eléctricos alternos (CE) tienen una incidencia en la biología humana, más allá de una descarga eléctrica que la notamos (si o si), también ha sido muy controvertido, y aquí os animo a leer las últimas publicaciones acerca de la Lipoatrofia Semicircular, y las miles de personas afectadas en España. Justo hace unos meses en Barcelona, que es la comunidad que registra más casos de afectadas (de nuevo las mujeres se llevan la palma), se realizó un Congreso Internacional, donde expertos nacionales e internaciones, y representantes del Departament de Treball de la Generalitat de Catalunya, empezaban a ver luz y a asociar loa campos eléctricos de las instalaciones de las oficinas con la problemática, y justo implementando medidas correctoras como la disipación de los CE, o una derivación a toma de tierra, mejoraban y remitían la patología (que es asintomática, indolora, y simplemente se manifiesta como un problema estético, pero ahí está …). Y este es un nuevo ejemplo, de cómo a pesar de estar todas las empresas según normativa, de que las trabajadoras no notan ninguna descarga eléctrica, la exposición habitual a estos CE tiene unas consecuencias en la biología humana. Podéis consultar las publicaciones y el protocolo redactado por la Generalitat de Catalunya, que ha sido adoptado por otras comunidades que tienen la misma problemática, englobada dentro de lo que se conoce como el SEE (síndrome del edificio enfermo).
- Me he extendido un poco, lo siento, pero creo que no se puede ser tan dogmático, y más en temas de ciencia, que a medida que aparecen nuevos datos, pueden ir cambiando los conocimientos. Y entiendo tu postura Migui, yo también he pasado por la universidad, con doctorado incluido, postgrados y master, y también me enseñaron lo mismo que a ti. Pero, como decía, y por suerte, la ciencia avanza, y hemos de estar abiertos a los nuevos hallazgos y sus posibles implicaciones, y no por miedo, simplemente por sentido común. Evidentemente, no hay que crear miedo, ni problemas si no los hay, pero conocer todo lo que publica, ayuda a tener una opinión menos sesgada. 
......

Por cierto, hay jueces que empiezan a considerar evidencias no contrastadas científicamente: "Si bien todavía no se ha determinado claramente la causa de la leucemia de los empleados sobre una base científica, es presumible que su constante exposición a productos químicos tóxicos y radiaciones ionizantes haya originado o, al menos, acelerado la enfermedad. Procede afirmar que existe un vínculo entre su leucemia y su profesión."
Leucemia vinculada a la producción de semiconductores

En un fallo judicial histórico, el cáncer entre trabajadores de la industria de semiconductores es considerado por primera vez enfermedad profesional.

SEUL: El 23 de junio, el Tribunal Administrativo de Seúl ordenó que Samsung Electronics indemnizara a las familias de dos trabajadores, Hwang Yumi y Lee Sookyoung, que murieron de leucemia mieloide aguda (cáncer de los glóbulos blancos) después de trabajar en el mismo lugar en una cadena de producción de Samsung de obleas utilizadas en la fabricación de semiconductores. Este fallo anula una decisión del Servicio de Indemnización y Bienestar de Trabajadores de Corea adoptada en 2009 de no pagar indemnización ni gastos funerarios por las muertes y de negarse a reconocerlas como muertes relacionadas con el trabajo.

Al pronunciar su decisión, el grupo de jueces del Tribunal Administrativo declaró: "Si bien todavía no se ha determinado claramente la causa de la leucemia de los empleados sobre una base científica, es presumible que su constante exposición a productos químicos tóxicos y radiaciones ionizantes haya originado o, al menos, acelerado la enfermedad. Procede afirmar que existe un vínculo entre su leucemia y su profesión."

Esta histórica decisión probablemente conduzca a nuevas demandas de trabajadores en Samsung. La información reunida por activistas muestra que de 23 trabajadores de Samsung que han sufrido hasta ahora cáncer hematopoyético como leucemia o linfoma al menos 9 han fallecido. El 1 de marzo de 2010, grupos de activistas, entre ellos miembros del Sindicato Coreano de Trabajadores Metalúrgicos (KMWU) lanzaron una campaña mundial para pedir al Gobierno coreano que investigue el vínculo entre esos cánceres y el empleo de trabajadores en la fabricación electrónica (http://www.imfmetal.org/index.cfm?c=22391&ol=28) y que proporcione reparación a los trabajadores y a sus familias.

Samsung respondió al fallo negándose a aceptar la conclusión, y declaró que pronto anunciará los resultados de su propia investigación en las cadenas de producción de semiconductores.

Jun 24, 2011 – Jenny Holdcroft
.....


Per cert: una derivada del fil argumental: Podem confiar plenament en els estudis científics???
Hi ha qui opina que QUASI TOTS ELS RESULTAT PUBLICATS SÓN FALSOS!!!! (estudis en medicina):

Revista Electrónica de Medicina Intensiva
Artículo nº A51. Vol 6 nº 6, junio 2006.

Autor: Eduardo Palencia Herrejón
Ensayos clínicos: por qué casi todos los resultados publicados son falsos
Artículo original: Ioannidis JP. Why most published research findings are false. PLoS Med 2005; 2: e124. [Resumen] [Artículos relacionados] [Texto completo]
El número de artículos de investigación publicados en las revistas médicas es enorme, y sigue creciendo a un fuerte ritmo. Existe evidencia empírica de que los estudios que arrojan resultados “negativos” se publican menos a menudo y con más retraso que los que producen resultados “positivos”. Esta práctica, corresponsabilidad de autores, editores e industria farmacéutica, perjudica los intereses de los pacientes, y desde esta óptica se ha recomendado que se de prioridad a la publicación de los estudios con resultados negativos, que tienen una indudable utilidad para salvaguardar la salud de los ciudadanos y ahorrar grandes sumas de dinero, y que se haga un escrutinio muy cuidadoso de los estudios con resultados positivos, por cuanto éstos pueden no ser veraces y conducir así a prácticas médicas erróneas.
Habitualmente consideramos a los estudios publicados que presentan resultados "positivos" (a favor de la eficacia de un determinado tratamiento) como concluyentes; sin embargo, no es infrecuente que estudios posteriores contradigan esos resultados, creando un clima de nihilismo e incredulidad que en nada beneficia ni a la investigación ni a la práctica médica.

0 comentaris: